Decisión unánime. Cuando le ofrecieron unirse a DWTS, Adriana Durán supo que contaría con el apoyo de sus cuatro motores: sus hijos.

Por: Fernanda Matarrita Chaves 14 septiembre

Los hermanos Fabián, Diego, Juan Carlos y Marco comparten su afición por el deporte, son muy aplicados en sus estudios pero, sobre todo, son los cuatro pilares de Adriana Durán para esta nueva emisión de Dancing with The Stars (DWTS).

Durante la primera gala de la cuarta temporada de esta competencia de baile, los chicos llegaron puntuales. Ellos sabían que su madre, al salir a la pista por primera vez, buscaría sus rostros entre el público.

Mientras esperaban el gran momento de ver a su madre en la pista ubicada en el Estudio Marco Picado de Teletica, los chicos compartían entre sí y estaban pendientes de que Marco, el más pequeño del grupo, estuviera bien.

Todos estaban serenos, confiaban en las capacidades de su mamá, quien con el ejemplo les ha demostrado que “si se pone esfuerzo ,cualquier cosa se puede conseguir”.

Unidos. Fabián (negro), Diego (blanco), Juan Carlos(celeste) y Marco (azul) son los hijos de Adriana Durán. Graciela Solís
Unidos. Fabián (negro), Diego (blanco), Juan Carlos(celeste) y Marco (azul) son los hijos de Adriana Durán. Graciela Solís

“Yo siento que así como nosotros somos la motivación de mi mamá, ella también nos ha motivado mucho a hacer e intentar cosas nuevas. Pienso que ella ve esta experiencia como un reto enriquecedor. Es bonito estar para apoyarla en algo tan importante y que nunca ha hecho”, dijo Fabián Estrada, estudiante de Electromecánica y seleccionado de voleibol, de 19 años.

Con una mirada esperanzada, Diego Durán, el mayor de los hermanos, manifestó que su mamá ha sido siempre muy dedicada.

“Desde que yo tengo memoria ella nos ha inculcado ponernos objetivos. Cada uno de nosotros tiene en ella su gasolina y nosotros le correspondemos igual. Mi mamá siempre nos hace sentirnos orgullosos y por eso nosotros tratamos de hacerla sentir lo más orgullosa posible. Estamos decidimos a apoyarla en cada cosa que ella se anime a hacer”, contó el Administrador de Empresas, Diego Durán, quien tiene 26 años.

Juan Carlos Estrada, estudiante de quinto año y futbolista profesional, dijo con mucha certeza de que su mamá siempre “ha sido buena bailarina”, mas nunca lo había hecho a nivel profesional.

“A ella le gustan las nuevas experiencias, ella es muy trabajadora y siempre encuentra espacio para probar cosas nuevas en las que nos incluye. Vamos a estar para motivarla”, afirmó.

Marco Calandrelli, de ocho años, y jugador de golf, aseveró con total elocuencia que a él no le sorprende para nada que su madre haya asumido este reto. “Ella es muy fanática de los deportes, no sería nada nuevo que le vaya muy bien en el baile”.

Adriana Durán y el bailarín Billy Corado abrieron la pista del 'ballroom'.
Adriana Durán y el bailarín Billy Corado abrieron la pista del 'ballroom'.

Motivada. Los nervios que Adriana Durán sentía por tener que abrir la pista en esta cuarta temporada, se aplacaron cuando vio en el público a sus hijos.

“Para mí ellos son mi todo. Cuando salí a pista los cuatro me tiraban besos y me mostraban el cariño. Ellos son mi razón de ser. Sin ellos no tengo sentido, verlos ahí como la familia unida que somos me hizo sentir muy bien”, comentó.

Durán dejó en manos de sus hijos la decisión de participar en el concurso de ballroom .

“ Les pregunté que si estaban de acuerdo y me dijeron que era muy chiva, que lo hiciera. Para mí ha sido difícil sacar cuatro varones adelante; sin embargo, la unión ha sido el secreto para que esta familia funcione. Me siento respaldada, todos colaboran y ayudan, si eso no fuera así no sería posible que mamá hiciera tantas cosas”, contó Durán, quien es periodista deportiva y jugadora de baloncesto.