21 marzo, 2015
Imagen sin titulo - GN
Imagen sin titulo - GN

Lograr que sus hijos lo sigan viendo como un papá muy moderno, le está saliendo muy caro a David Beckham, según dejó entrever en una entrevista con Glamour .

Allí, el exfutbolista explicó que Brooklyn, de 16 años, disfruta mucho de recurrir a su armario y tomar ciertas prendas sin permiso.

“Brooklyn me roba algo del armario todos los días. Tenía un par de pantalones de cuero de Yves Saint Laurent, que nunca me había puesto, y Brooklyn los encontró y se los puso, aún los sigue usando. Esos pantalones eran míos y desde luego, ¡ya no lo volverán a ser!”, reveló muy divertido Beckham.

La relación entre padre e hijo sigue siendo muy cercana, pero a medida de que Brooklyn se adentra en la adolescencia, siente que su progenitor no es tan cool como muchos creen.

“Mis dos hijos pequeños siguen creyendo que soy un padre muy cool , pero Brooklyn no. A él le tengo que recordar que soy uno de los padres más geniales que hay. Por su cumpleaños le regalé unas zapatillas de las de Kanye West, así que estuve en sus libros de cosas cool durante cinco horas”, dijo.