Tres años pasaron desde que el italiano sacó su último álbum, Somos . Ya era hora de que regresara y ¡vaya manera en la que volvió!

Por: Katherine Chaves R. 12 mayo, 2015

Perfecto significa que se alcanzó el mayor grado posible de excelencia, según la Real Academia Española.

Para el cantante Eros Ramazzotti , más allá de eso, el término evoca tres cosas: la primera, una de las muletillas más conocidas en Italia; la segunda, una de sus grandes virtudes, y, por último, el nombre de su décimo tercer álbum de estudio, que saldrá hoy a la venta.

“Cuando pensé en el título del álbum, quería encontrar una palabra que fuese universalmente comprensible, yendo más allá del idioma en el cual debía pronunciarse, y enseguida pensé en ‘perfecto’. En el fondo, cuando se termina un trabajo, incluso el más complicado, se contempla lo que se ha hecho, se retoca un poco y se exclama: ¡Perfecto!”, explicó en una conferencia de prensa en España para promocionar su proyecto discográfico.

El disco –sucesor de Somos (2012)– está conformado por 14 canciones que muestran a un Eros Ramazzotti atrevido y dispuesto a evolucionar con la música. Además de su característico pop, se escucha un poco de folk y country .

“A lo largo de mi trayectoria no ha existido un cambio, sino una evolución en la manera de sentir y de hacer las canciones, pero no es que sea algo radical. El público me ha permitido todos estos años el transformarme y continuar abriendo nuevos horizontes”, detalló el italiano de 51 años.

Eso de explorar otras superficies se lo toma muy en serio: la composición ya es parte importante de su currículo, así que decidió que este sería el primer disco en el que metería, por completo, sus manos en la producción. Y así fue.

En ese campo lo acompañó su productor estrella: Claudio Guidetti, con quien ha trabajado discos desde 1995. Una mancuerna bien conocida en el gremio.

Como es usual en los trabajos del italiano, suele convocar a músicos norteamericanos de gran calibre para grabar sus temas. En esta ocasión, participan el baterista Vinnie Colaiuta (ha colaborado con Joni Mitchell o Leonard Cohen) y el guitarrista Michael Landau (Michael Jackson y Mile Davis).

“Es una manía mía invitar a artistas americanos de primer mundo para seguir conformando mi idiosincrasia artística”, comentó en entrevistas con medios extranjeros.

El disco saldrá a la venta en tres versiones: una en italiano, otra en español y una edición especial, que incluye las interpretaciones en los dos idiomas.

Los llamativos. El primer adelanto –y único que teníamos hasta ayer– es Al fin del mundo , canción que apareció en las radios a finales de marzo.

El tema tiene toques de folk y country modernos, combinados con sonidos de instrumentos acústicos. Explora la temática sobre qué haría uno por amor.

“Prácticamente, nací con una guitarra en la mano y siempre he escuchado a músicos de blues , que están muy cercanos a mi forma de sentir. Luego me dediqué al pop, pero evidentemente todas esas influencias del pasado estaban ahí y han hecho de la mezcla de estilos mi marca de fábrica”, según publicó el diario mexicano El Universal .

Mientras que Perfecto –tercer tema del álbum– “es una canción que tenía guardada en el cajón, pero fue suficiente con recobrar la melodía para hallar una canción que representara perfectamente este nuevo camino creativo en el que me inmiscuí”, explicó.

Además del amor y desamor, en el disco también hubo espacio para que el italiano le cantara a su hijo menor, Gabrio Tullio, quien nació a mediados de marzo. La pieza fue titulada Tras 20 años .

Esto ya es normal en Ramazzotti: él le dedicó La Aurora –tema incluido en el disco Donde hay música (1996)– a su hija mayor Aurora, quien ya ha comenzado a mostrar inclinaciones artísticas.

“Su destino dependerá de ella; el papel de los padres es pasarles valores como el respeto a los demás. Yo no impongo nada, pero seguro que el ambiente en el que están les influye. Aurora no solo tiene un padre famoso, también lo es su madre (Michelle Hunziker) y seguramente que hará algo relacionado con el espectáculo. Lo importante es que sean felices y que, si se drogan, sea de vida”, respondió el cantante ante la posibilidad de que su hija mayor siga sus pasos.

Para Eros nunca fue una preocupación alcanzar la perfección con este disco. Asegura que, después de su gran éxito La cosa más bella que tú (1996), este álbum lo tiene todo para marcar un antes y un después en su carrera.

“Trabajé en Perfecto desde que saqué Somos (2012) y ha sido uno de los más elaborados. Estoy satisfecho por lo que tengo y decir eso ya es bastante”, concluyó.