El artista boricua se presentará las noches del 18 y 19 de agosto en el teatro Melico Salazar con su gira En buena compañía

Por: Jessica Rojas Ch. 16 agosto, 2016

Por dos noches, la música romántica del Caballero de la Salsa, Gilberto Santa Rosa, contagiará todos los rincones del teatro Melico Salazar.

El puertorriqueño se presentará en nuestro país el 18 y 19 de agosto en dos conciertos muy especiales con su banda personal y también donde estará invitada la costarricense Tamela Hedström .

Todavía quedan entradas para los espectáculos: los precios van de los ¢24.000 a los ¢75.000, según la localidad. Se pueden comprar en el sitio www.eticket.cr.

Santa Rosa habló con Viva sobre estos dos recitales y la oportunidad de cantar en el marco del Día de la Madre en Costa Rica.

La última vez que vino a Costa Rica fue con la compañía Forever Tango y tuvo la oportunidad de conocer el Melico Salazar. ¿Qué le pareció el lugar y por qué lo escogió para estos conciertos?

Me gusta tener ese tipo de encuentros íntimos con el público y al ser el Melico Salazar un teatro con una capacidad más limitada te acerca a la gente; eso me tiene emocionado porque la música será la estrella del show . La dinámica mía en los espectáculos es hablar, contar historias y canciones y el lugar se presta mucho.

Gilberto Santa Rosa está trabajando en un nuevo material de estudio que tendrá videos y música. Foto: Cortesía Edumil Ruiz.
Gilberto Santa Rosa está trabajando en un nuevo material de estudio que tendrá videos y música. Foto: Cortesía Edumil Ruiz.

Viene en el marco del tour En buena compañía , ¿qué abarca esta gira?

Es un poco antológico. Es un espectáculo que reúne un repertorio de temas que la gente conoce de mis últimos 20 años; además, se hace algo de las cosas más recientes. El nombre se da porque siempre he dicho que el público es la mejor compañía que un artista puede tener.

¿Este mismo espectáculo fue el que presentó recientemente en Nueva York?

Sí, estuvimos en Carnegie Hall después de 21 años de la primera vez. Fue algo muy bonito, había buena vibra como la primera vez que fuimos.

¿En esta ocasión se siente más acuerpado porque viene con su orquesta propia?

Es una buena experiencia; la orquesta está conformada por 14 músicos y cantantes y con el repertorio casi completo. Les prometo a los románticos que se van a dar un banquete.

Viene para una fecha especial para nuestro país, el Día de las Madre...

Para empezar yo tuve una madre espectacular y, como lamentablemente ya no está conmigo, lo que hago es celebrar a las madres y a los que tienen la dicha de tenerlas vivas.

”Es un gran honor que me invitaran para esa fecha porque sé lo importante que es para su país. Me place mucho ir a estos conciertos tan íntimos y en una fecha tan importante”.

Su experiencia y relación con Costa Rica es muy amplia. ¿Cuál es el sentimiento de haber cantado tantas veces aquí y para públicos tan diferentes?

No deja de sorprenderme. Cuando empecé a cantar no pensábamos que en Costa Rica iba a funcionar lo tropical. Si no recuerdo mal, para finales de los 90, cuando fui a visitarlos la primera vez, me encontré con un público simpático pero muy salsero, y comenzó esta relación entre nosotros. Agradezco mucho a la gente que puso la primera piedra para que se diera.