Por: Alessandro Solís Lerici 13 marzo, 2013

“Estamos de vuelta... Mucha vagancia, hora de tocar”. Esas fueron las palabras de la banda costarricense Gandhi para promocionar su próximo concierto en Facebook.

Sucede que la agrupación de rock ecléctico se tomó unas largas y merecidas vacaciones durante el último año, en el que solo dio contadas presentaciones en directo.

Ahora, llegará al entarimado del Jazz Café de Escazú, como calentamiento previo al Rock Fest, festival que se hará por primera vez en diez años, el próximo 20 de abril, en el Estadio Ricardo Saprissa,

En Escazú, el concierto será esta noche, a partir de las 9 p. m., y muy probablemente sonarán extractos de cada uno de los cinco álbumes que conforman la discografía de la agrupación, que se originó en el año 1993. La entrada cuesta ¢5.000.

“Estamos muy contentos de volver a estar con nuestro público y darle nuestra música”, comentó el cantante, Luis Montalbert-Smith. Por su parte, el baterista Massimo Hernández, comentó que “un año se siente. Ya es hora de hacer lo que más nos gusta y lo que mejor hacemos, y eso es tocar en vivo”.

El último álbum de Gandhi hasta la fecha fue Arigato no! , publicado en el 2009 y presentado con un concierto en la Antigua Aduana.

Etiquetado como: