Por: Melvin Molina 5 marzo, 2014

Llegar a un cuarto de siglo activos y con ganas de hacer más música es el vivo ejemplo del valor de la constancia. Cuál es el secreto de la banda argentina Los Cafres para lograrlo: el amor.

Visita anterior. Los Cafres le pusieron todo el sabor del reggae roots a los Carnavales de Puntarenas del 2013; ahí cantaron para miles de ticos. Archivo
Visita anterior. Los Cafres le pusieron todo el sabor del reggae roots a los Carnavales de Puntarenas del 2013; ahí cantaron para miles de ticos. Archivo

“Es el secreto para que todo salga bien; ese es el amor del que Los Cafres hablan, del que vamos a seguir hablando siempre”, aseguró desde Argentina el cantante Guillermo Bonetto.

Los de Aire volverán a Costa Rica el 16 de marzo, en el Club Peppers, para compartir con el público la emoción de sus 25 años y tocar las nuevas versiones de sus temas, incluidos en un disco de aniversario grabado en vivo .

Costa Rica pasó de ser una parada obligatoria en sus giras a convertirse en un privilegio, según dijo vía telefónica el cantante desde su casa en Argentina.

La visita de este año será mucho menos multitudinaria que la del 2013. El año pasado ellos estuvieron en el concierto internacional de los Carnavales de Puntarenas. Sin embargo, Bonetto aseguró que conciertos como el de Club Peppers son más demandantes.

“Uno se siente más intimidado, porque la gente está más cerca aunque sean menos. Pero tener a la gente cerca, ver sus reacciones es algo increíble, precioso, son muy emocionantes y uno se enciende”, añadió el artista.

Como agrupación continúan enfocados en promocionar el disco 25 años de música, que publicaron en el segundo semestre del 2013. Por eso, aún no tienen planes de entrar al estudio para grabar material nuevo.

Al ver para adelante, Bonetto aseguró que continuarán trabajando mientras las fuerzas les alcancen y puedan cumplir las expectativas del público.

Esas palabras hay que tomarlas muy en serio, porque si algo aprendió Los Cafres es a ser constantes. Su cantante recordó que durante los primeros 15 años tocaron por amor al reggae ; fue con Si el amor se cae cuando dieron el gran salto en su país y Latinoamérica.

Las entradas tienen un valor de ¢15.000 (general) y ¢20.000 (preferencial); están a la venta en las tiendas Mr. Rasta en San José, Alajuela, Cartago y Heredia.