'Antología desordenada' es el disco cuádruple con el que el cantautor celebra esta fiesta, y lo hace rodeado de 31 amigos

Por: Arnoldo Rivera J. 4 noviembre, 2014

A Joan Manuel Serrat nada le gusta más que hacer canciones. Ya son 50 años de que él es la banda sonora de muchas, muchas vidas.

Pues con canciones, es como el Nano festeja estas cinco décadas de aquel que fue un gran día, cuando empezó a cantar..., y todos a escucharlo.

Antología desordenada es como Serrat festeja estos 50 años , que se cumplen el próximo 18 de febrero, cuando un muchacho de 20 años cantó en Ràdioscope, una emisora catalana.

Son 50 canciones, divididas en cuatro discos, que repasan esas canciones que tanta y tanta gente siente como sinceramente suyas.

Esta producción sale hoy al mercado en España, con lo que de esta manera se da el banderazo de salida para la fiesta.

Aún no se cuenta con una fecha definida para el lanzamiento de Antología Desordenada para el mercado de Costa Rica.

Buenas compañías. Para este gran compendio, Serrat volvió a grabar casi todos los temas que la componen.

Treinta y uno de ellos vienen acompañados de amigos..., que los tiene, y muy buenos.

Nada mejor que un festejo para estar con los compas. A todos los invitados, el Nano los contactó de forma directa.

Como ejemplo de esos 31 temas están: No hago otra cosa que pensar en ti , con Paquita la del Barrio; Las malas compañías , con Les Luthiers; Lucía , con Silvio Rodríguez.

A Paquita le propuso hacer una versión ajustada a la personalidad de ella; en el dúo con Silvio solo interviene la guitarra de este, porque Serrat consideró que era un desperdicio desaprovechar el virtuosismo del cubano; a los de Les Luthiers les pidió traer los instrumentos que ellos fabrican.

También se suman notas urbanas como las de Calle 13 ( Algo personal ) y la cantante de flamenco Lolita, con quien hace dúo en la emblemática Mediterráneo, que no pocos la catalogan como la mejor canción española de todos los tiempos.

“Ha sido un regalo. Me llamó Javier Limón (compositor y guitarrista español) y me dijo que Serrat quería cantar conmigo Mediterráneo ”, le contó Lolita al diario El País , de España.

Trayectoria. Joan Manuel Serrat tiene canciones que son propiedad de la memoria colectiva de América y España. En ambos lados lo ven como propio y nadie se enoja. Sony Music para La Nación
Trayectoria. Joan Manuel Serrat tiene canciones que son propiedad de la memoria colectiva de América y España. En ambos lados lo ven como propio y nadie se enoja. Sony Music para La Nación

“Me volví loca porque cantarla con él era una de las ilusiones de mi vida. Realmente, era todo nervios junto a él. Cuando me metí en el estudio, temblaba”, reconoce.

Sin embargo, 11 de esos 31 temas se quedaron con la versión original. “Una nueva grabación de estos temas no iba a aportar nada a las preexistentes. Eran irrepetibles”, explicó Serrat.

Entre esos 11 tenemos: Es caprichoso el azar , con Noa; Cantares , con Miguel Ríos; Hoy puede ser un gran día , con el mismo Ríos, Ana Belén y Víctor Manuel .

Cantares, con versos de Antonio Machado, es otro de los puntos y aparte de la carrera de Serrat.

Para Antología desordenada se mantiene la versión de 1996 de la gira El gusto es nuestro .

“Los poemas de Rafael Alberti, Machado y Miguel Hernández olían a canción; por ponerles música nos quisieron echar los perros”, contaría el trovador en un concierto en el Teatro Nacional, el 1.° de noviembre de 1996.

Algo personal. La grabación le demandó al Nano cuatro meses de trabajo.

“Es una antología y es desordenada porque no pretendo que represente nada. Elegí esas 50 canciones como habría podido elegir otras distintas. Seguramente, cada quien tendrá su propia antología”, expresó Serrat, en Cadena 3 de España, al razonar sobre la selección.

El título de esta producción cuádruple es de él. Lo aclara porque no quiere que nadie cargue con sus “metidas de pata”.

“La compañía hace su trabajo y yo el mío. Hasta hoy nadie ha titulado ninguno de mis discos ni canciones”.

Además, el Nano se resiste a calificar a Antología desordenada como un compendio de sus mejores temas.

“Lo que hace que unas canciones le gusten más a una persona no es que sean las mejores, es que son las mejores para ella, las que ella vivió de una manera más conmovedora”, aseveró.

En palabras de Miguel Ríos, que algo entiende de esto: “Ahora, se emplea con mucha ligereza el calificativo de maestro pero con él es justo. Su trayectoria es popular y culta al tiempo”.