Por: Gloriana Corrales 20 julio, 2014

En la vida de Gina González no deja de llover, ni aunque se haya separado de quien fue su prometido, Alfredo Di Stéfano.

En entrevista con Viva , aseguró que su salud se vio comprometida durante el proceso judicial que enfrentó para intentar, por última vez, contraer matrimonio con el mítico exfutbolista.

“Esto mi familia no lo sabe y les va a caer fatal, pero yo me deprimí tanto que me llevaron a una clínica. Estaba sufriendo mucho porque no lo podía ver”, reveló.

Según explicó la costarricense, debió ser trasladada en ambulancia a una centro médico en Madrid cuyo nombre desconoce, luego de que un amigo la halló enferma.

“No te voy a dar muchos detalles de eso. Yo estaba mal y él lo manejó así”, agregó.

En medio de la turbulencia que enfrentaba González en la opinión pública de España, su amiga Jazmín Salas –esposa del futbolista tico Christian Bolaños– la invitó a pasar unos días en Dinamarca para cuidar de ella.

Esta fue la foto que desató los rumores de un amorío entre González (izquierda) y Bolaños.
Esta fue la foto que desató los rumores de un amorío entre González (izquierda) y Bolaños.

Sin que se le preguntara al respecto, González habló sobre los rumores de una supuesta relación con el militante del club danés Copenhague.

En setiembre, Bolaños publicó en su cuenta de Facebook una fotografía en la que aparecía con Salas y con González en el balcón de un restaurante al que habían acudido a celebrar el pase de Costa Rica al Mundial Brasil 2014.

Esto dio pie para que medios reconocidos como el diario ABC de España esparcieran dudas sobre si era tan solo una amistad y si podría generar celos en Di Stéfano.

“Lo que nunca entendí es por qué tres meses después, en diciembre, salen diciendo que tenía una relación con él. Yo estaba en Costa Rica y lloré mucho. Dije: ‘No puede ser, ahora ya no me voy a poder acercar a nadie’”, contó la exnovia del madridista vía telefónica.

González afirma que al haber vivido desde los 13 años entre los estadios con su padre, el abogado Jorge González, muchos de sus amigos son futbolistas, entrenadores, directivos y periodistas. Por esa razón, se siente preocupada de que la vuelvan a relacionar con alguien del medio futbolístico, pues ahora intenta conseguir trabajo como periodista deportiva.

“Desde que terminó esto, lo juro por Dios, no he tenido ninguna relación, ni he salido con nadie ni en Costa Rica, ni aquí (Buenos Aires), ni nada. Y por el momento no lo veo. Me estoy muriendo de ganas de trabajar, nada más”

González no se piensa cerrar en el amor y, para cuando llegue ese momento, asegura que será ella misma quien lo revele para evitar chismes entretanto.