En Egipto, la tica se llevó la corona de un certamen organizado por Naciones Unidas para promover la defensa del ambiente

Por: Efrén López M. 15 abril, 2016

En una noche fresca, frente a las pirámides y la esfinge egipcias, la costarricense Natalia Carvajal se llevó la corona de Miss Eco Universe 2016.

La tica viajó a Egipto hace tres semanas con la meta de llevarse ese reconocimiento, aunque según acepta, no contaba con la experiencia necesaria en concursos de belleza.

Natalia Carvajal estará varias semanas en Egipto para atender a la prensa internacional y dar algunos discursos sobre conservación del ambiente y reciclaje. Cortesía de Global Beauty.
Natalia Carvajal estará varias semanas en Egipto para atender a la prensa internacional y dar algunos discursos sobre conservación del ambiente y reciclaje. Cortesía de Global Beauty.

Pese a su poco recorrido en el ambiente de los certámenes, la expresentadora de Combate se llevó la corona y será el rostro de la protección y la conservación del ambiente a nivel mundial.

A partir de este jueves, la costarricense es la reina de la organización, creada por las Naciones Unidas, que busca difundir un mensaje positivo al mundo en materia de políticas de conservación, ecoturismo y educación.

“Sí, gané, estoy muy feliz” dijo a Viva vía telefónica, pocas horas después de ser coronada como la nueva soberana de la belleza en este concurso en el que participaron 54 distintas nacionalidades de todos los continentes.

“Ha sido una experiencia increíble. Hubo momentos en los que yo deseaba salir corriendo, pero me mantuve firme y saqué fuerzas de donde no tenía. Soy una mujer muy apasionada por la naturaleza y creo que eso fue clave para ganar el concurso”, expresó la modelo, mientras viajaba a otra actividad de la organización.

Momentos de tensión. Aunque ahora todo es alegría, Carvajal vivió instantes en los que veía lejana la posibilidad de ser coronada.

“Mientras se realizaba el concurso, me di cuenta de que la competencia era muy dura, porque había mujeres muy guapas y muy preparadas”, dijo.

“Algunas veces me sentí derrotada, pero seguí adelante”, señaló la costarricense, quien estará varias semanas en Egipto.

Ahora que tiene en su cabeza la corona de Miss Eco Universe, Carvajal desea enfocarse en las obligaciones que debe cumplir sin pensar por el momento, en el título de Miss Costa Rica.

“No lo he visto como una opción cercana, pero claro que sí lo he considerado; sin embargo, aún no pienso en eso. Quiero enfocarme en vivir esta etapa disfrutarla y hacerlo bien ”, confesó la nueva reina.

Actualmente, Natalia tiene su propia tienda de ropa y se dedica al modelaje con la agencia Independet Model Management.