29 junio, 2015
El empresario y candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, ofreció declaraciones a periodistas este lunes en Chicago, donde reiteró su opinión sobre los méxicanos.
El empresario y candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, ofreció declaraciones a periodistas este lunes en Chicago, donde reiteró su opinión sobre los méxicanos.

Chicago, EE. UU.

Donald Trump calificó este lunes de "débil" a la cadena NBC por romper el contrato que los unía tras las polémicas declaraciones sobre los inmigrantes mexicanos, que el magnate volvió a reiterar durante una conferencia en Chicago, donde fue recibido por una ruidosa protesta.

El empresario y candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, ofreció declaraciones a periodistas este lunes en Chicago, donde reiteró su opinión sobre los méxicanos.
El empresario y candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, ofreció declaraciones a periodistas este lunes en Chicago, donde reiteró su opinión sobre los méxicanos.

El precandidato republicano a la Casa Blanca fue el invitado de honor en un almuerzo con 350 invitados organizado por el City Club, donde afirmó en conferencia de prensa que sus polémicos comentarios sobre los mexicanos y los inmigrantes eran "100 por ciento correctos" y no pensaba en disculparse.

"Basta leer los periódicos para ver a qué me refiero", comentó sobre sus afirmaciones de que los inmigrantes mexicanos eran "violadores y traficantes de drogas".

"Tengo muchos amigos en México y grandes relaciones con México, pero no creo que deba disculparme", agregó.

Estas críticas llevaron hoy a NBC a romper sus relaciones contractuales con el magnate, decisión, que, en opinión del mismo Trump, demuestran que la cadena es "débil".

"NBC es débil y, como todo el mundo, está tratando de ser políticamente correcto; es por eso que nuestro país está en serios problemas", expresó el aspirante a la Presidencia en un comunicado.

Trump además amenazó con demandar a la "tonta" NBC por anunciar hoy que dejará de emitir los certámenes de Miss America y Miss Universo, además de cancelar su participación en el reality show "The Apprentice", que organiza Trump, debido a sus afirmaciones despectivas hacia los inmigrantes.

Varias manifestantes se reunieron frente al restaurante donde se realizó el almuerzo con carteles en inglés que se referian a frases como: "No al odio en el debate", "El discurso del odio no es presidencial" y "Trump, estás despedido", frase que popularizó el magnate en su programa televisivo "The Apprentice".

Antes de que se conociera la decisión de la cadena NBC, los manifestantes también pidieron que la televisora cancelara estas retransmisiones como continuación a la petición en este sentido iniciada por un hispano y que recogió más de 200.000 firmas en internet.

La cadena hispana Univision fue la primera en romper relaciones comerciales con Trump Organization el viernes pasado, también en relación a la trasmisión el próximo 12 de julio de Miss USA 2015, al considerar como ofensivas las declaraciones.

Trump reaccionó asegurando que demandaría a Univision por incumplimiento de contrato y antes de comenzar hoy su discurso hizo retirar los micrófonos de la cadena del podio.

La visita del precandidato a Chicago se consideró un insulto por la comunidad inmigrante, que envió una carta al City Club para que anulara la invitación a Trump para hablar ante los miembros de esta institución, fundada en 1903.

El activista Carlos Arango declaró a la agencia Efe que los integrantes del club, entre los que se cuentan el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel; el congresista Luis Gutiérrez y el senador Richard Durbin, cobijan de hecho a un candidato en carrera a la Casa Blanca que viene a dar un mensaje de odio.

Aseguró que Donald Trump le declaró la guerra a México cuando dijo que los emigrantes mexicanos "están trayendo drogas, el crimen, a los violadores a Estados Unidos".

Además de carteles y pancartas, los manifestantes desplegaron una piñata con el rostro de Trump, que simbolizaba los golpes que debería recibir un precandidato que busca incitar el odio y la violencia hacia los latinos, afirmó a Efe el inmigrante Guillermo Gómez.

"Aquí no lo queremos, y para que no siga hablando mal de los inmigrantes y pare el racismo, le vamos a dar duro", afirmó.