Los trabajos tendrán un costo aproximado de 25 millones de euros

 4 enero, 2015
La restauración consistirá en reparar la arena del Coliseo y crear un museo donde los visitantes puedan observar las maquinarias que se movían bajo la arena para efectuar espectáculos con bestias. | ARCHIVO
La restauración consistirá en reparar la arena del Coliseo y crear un museo donde los visitantes puedan observar las maquinarias que se movían bajo la arena para efectuar espectáculos con bestias. | ARCHIVO

Roma. EFE. Los asesores del Ministerio de Cultura de Italia han dado luz verde a un ambicioso proyecto que pretende revitalizar el vasto y rico centro histórico de Roma, con el fin de convertirlo en la zona arqueológica urbana de referencia.

El punto fundamental de este plan es la recuperación del Coliseo, la plataforma central donde luchaban los gladiadores y que, de acuerdo con las cábalas del arqueólogo Daniele Manacorda, desapareció en el siglo XIX, aproximadamente.

Fue precisamente este estudioso quien defendió la propuesta en un sonado artículo publicado en julio pasado en la revista Archeo .

“¿Por qué no recuperar la arena del Coliseo que un día acogía juegos y espectáculos? Bien visto, la operación no haría más que dar un sentido al monumento y podría hacernos sentir las mismas emociones que experimentaban los turistas del XIX”, señaló.

La idea empezó a cobrar un cariz factible cuando, el pasado octubre, el ministro italiano de Cultura, Dario Franceschini, secundó su propuesta y reconoció que, para llevarla a cabo, solo hacía falta “un poco de coraje”.

De lo que se trata es de devolver el aspecto original de la arena del Coliseo, cuya actual ausencia permite a los visitantes apreciar el laberíntico entramado de pasillos que transcurría bajo la estructura y que escondía todo tipo de mecanismos destinados al desarrollo del espectáculo que tenía lugar en la superficie.

En un comunicado, los asesores se dicen “favorables a la reciente propuesta de reconstrucción de la arena”, ya que, de ese modo, se “podrá ofrecer una mayor oportunidad de comprensión y disfrute” de este edificio, mandado a construir en el año 71 por el emperador Vespasiano.

Asimismo, abren la puerta a que, una vez que sea recuperada la zona, pueda acoger “iniciativas culturales compatibles con la correcta conservación del monumento”.

Bajo la estructura, esos laberintos que pueden verse actualmente al aire libre se convertirán previsiblemente en un museo que mostrará las complejas máquinas escénicas y los montacargas que se empleaban para subir a la arena todo tipo de bestias y decorados.

Pero los planes para el Coliseo no se quedan ahí, sino que la comisión se declara a favor de recuperar el aledaño Ludus Magnus , el lugar donde se entrenaba a los gladiadores.

Para este yacimiento arqueológico la comisión prevé “un proyecto innovador”, basado en una estructura que lo cubra y haga de la zona “una plaza” accesible y abierta a “diversas actividades”.

Centro arqueológico. Tras el voto positivo de la comisión, solo falta que el Ministerio presente un proyecto definitivo sobre la viabilidad del plan y especifique la financiación para realizarlo.

De acuerdo con datos de la dirección del Coliseo, revelados por los medios, esta obra podría suponer un costo de 25 millones de euros que el Ministerio y Roma, según las mismas fuentes, ya estarían recabando.

Pero el Coliseo y la zona donde se entrenaba a los gladiadores, el Ludus Magnus, serán solo parte de un proyecto de mayor envergadura, el que configurará la “mayor área arqueológica urbana del mundo”, según los expertos.

Los asesores han delimitado un “cuadrilátero” urbano que englobaría los principales yacimientos de esta ciudad: la céntrica plaza Venecia, los Foros Imperiales, el Foro Romano y otros.