Sussy Vargas y Carolina Goodfellow son las autoras de la publicación.

 5 julio, 2015

Marta Rosa Cardoso mcardoso@uveritas.ac.cr

Grafitica: Gráfica popular costarricense es el libro dedicado a la gráfica popular que las fotógrafas Sussy Vargas y Carolina Goodfellow han publicado y presentaron en la Universidad Véritas. La obra atiende a una acuciosa mirada que revela las particularidades de un país de un territorio reducido, pero caracterizado por una extraordinaria diversidad de entornos y contrastantes comportamientos culturales.

El recorrido que nos comparten las autoras y el gran valor de las imágenes recuperadas son el testimonio de un pasado reciente. Este nos muestra una gran riqueza creativa que debe ser legitimada y que ilustra elementos de la idiosincrasia local.

El reflexionar acerca de los límites y recuperar los valores históricamente desplazados en los territorios de la marginalidad, parecen ser las actitudes culturales más reiteradas de nuestro tiempo. Los trazos difusos entre lo “culto” y lo “popular”, cuyo desvanecimiento inminente se manifiesta en las posturas contraculturales de los años 60, son casi inexistentes media centuria después.

En ese panorama se inserta la recuperación de la gráfica popular, un recurso de la comunicación que lidera una buena parte de la visualidad en nuestras ciudades latinoamericanas.

La gráfica ha cobrado cada vez mayor protagonismo como una alternativa de discurso que, desde la perspectiva actual del diseño publicitario, favorece la identificación de la imagen local como un recurso diferenciador en un entorno cada vez más global.

Desde las universidades y otros centros de relación vinculados a la institucionalidad del arte y el diseño, las miradas exploratorias a ese proceder cultural en países como México, Argentina, Nicaragua –a los que con este libro se incorpora Costa Rica– abren un importante espacio de reflexión acerca de una de las formas de expresión en las que más se preserva el sentido de autenticidad de la comunicación como una forma primaria de socialización y como un recurso inequívoco de supervivencia de valores identitarios.

Ilustración popular
Ilustración popular

La gráfica popular nació del reclamo comercial que incluye la oferta de productos y de servicios, y se reconoce en muy diferentes ámbitos de la comunicación relacionados con la cultura viva.

La gráfica popular se revela como portadora de dos componentes claves indisolublemente articulados en su práctica y en sus discursos: los identificadores sígnicos o lingüísticos de la localidad donde se inserta, y los elementos emblemáticos de “moda” en los medios masivos de difusión construidos y difundidos por las industrias culturales.

Esa particularidad adjudica, a la gráfica popular, una interesante dimensión temporal en la que conviven el referente histórico y el dato efímero. Esta mezcla suele ser resuelta en su afán por atraer la atención a través de recursos práctico-funcionales fácilmente reconocibles.

Tales recursos la ayudan a cumplir su propósito: colores intensos y contrastantes, manejos tipográficos muy elaborados, rotulaciones derivadas de moldes o plantillas, recursos icónicos identificables de acuerdo con su función inmediata a partir de la literalidad o la metáfora, alternancias o ambivalencias de diagramaciones y delineados, y uso simbólico de perspectivas, lo que, en su conjunto, la proveen de un impacto visual que asegura la claridad de la comunicación.

Reparar en el valor de la gráfica popular como discurso y hacer, de ella, un objeto de estudio en el ámbito latinoamericano es un recurso definitivamente valioso para proponer una reflexión seria sobre cómo abordar hoy la comunicación como un modo de sobrevivencia, un mecanismo eficaz de competitividad y una forma de diferenciación de nuestros países ante los retos de la sociedad global y del diseño publicitario estandarizado como un instrumento de dominio poscolo-nial.

Grafitica es un estudio fundacional que nos acerca a comprender la diversidad y el mestizaje como rasgos propios de un entorno que debe ser entendido y valorado desde la perspectiva de su complejidad y de su historia.

La autora es historiadora de Arte por la Universidad de La Habana.