2 diciembre, 2015

México

Coca-Cola México se disculpó y retiró un anuncio en línea luego que los consumidores, medios de comunicación y grupos de defensa lo consideraran ofensivo hacia los grupos indígenas del país, indicó un portavoz de la compañía el miércoles.

El director de publicidad, Diego Bracamontes, dijo que el anuncio fue retirado el martes por la noche después de publicarse en línea en México durante casi una semana, y agregó que la compañía nunca tuvo la intención de ofender a nadie.

La campaña navideña "abre tu corazón" fue atacada por su retrato de gente blanca festiva y con un aspecto de modelo manejando en las remotas montañas de Oaxaca para transportar Coca-Cola y un árbol de Navidad, como un proyecto de servicio para la comunidad indígena Mixe de Totontepec Villa de Morelos.

Bracamontes señaló el miércoles a The Associated Press que el mensaje fue malinterpretado y que la campaña es acerca de la unidad y la felicidad en todas las comunidades.

Exigen sanciones. Miembros de la comunidad indígena mixe y diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos de México pidieron este miércoles sanciones al gigante estadounidense de bebidas Coca-Cola por considerar que su anuncio navideño grabado en una comunidad de la empobrecida Oaxaca (sur) es discriminatorio y racista.

"Yo considero que este tipo de publicidad fomenta un acto de discriminación y racismo y además fomenta la ruptura del tejido social pretendiendo imponer una cultura de consumo y ajena a las comunidades", dijo en una rueda de prensa Elvira Pablo, indígena mixe y miembro de la ONG Asesoría Integral y Litigios Estratégicos a Pueblos Originarios (Aser Litigio).

Junto a organizaciones como El Poder del Consumidor o la ONG de derechos humanos Centro Fray Francisco de Vitoria, Aser Litigio solicitó al Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) de México que proceda de oficio contra la empresa para que no se refuercen "estereotipos que establecen a los indígenas como subordinados culturalmente y racialmente".

La idea es que se cree un "precedente" que no permita que la publicidad en México discrimine a los indígenas, tal y como lo establece la Constitución mexicana o la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, dijo Carlos Ventura, de la ONG Fray Francisco de Vitoria.