Muy populares La Academia Estadounidense de Pediatría analizó las películas más taquilleras desde 1950

Por: Gloriana Corrales 13 noviembre, 2013

Las escenas con armas en las películas aptas para mayores de 13 años se triplicó en Estados Unidos, según un estudio publicado este lunes por la revista Pediatrics .

Asimismo, la investigación concluyó que desde el 2009 los filmes clasificados como PG-13 contienen incluso más violencia que los que fueron permitidos solo para mayores de 17 años en ese país.

Para este análisis, los investigadores de la Academia Estadounidense de Pediatría revisaron las 30 películas más taquilleras de cada año desde 1950, según el ranquin de la revista Variety .

El artículo especifica que se encontraron 17.695 escenas violentas en los 945 filmes estudiados.

Además, 396 de las 420 películas que datan de 1985 al presente, contienen uno o más segmentos de cinco minutos de agresión en la pantalla. En esas cintas, se identificaron 783 segmentos que mostraban el uso de armas.

En el país, el violento contenido de Kick Ass 2 hizo que se clasificara como solo para mayores de edad. Universal Studios
En el país, el violento contenido de Kick Ass 2 hizo que se clasificara como solo para mayores de edad. Universal Studios

“Los filmes con clasificación PG-13 son muy populares y representan más de la mitad de los ingresos de las películas más taquilleras”, afirma el estudio.

Otro de los hallazgos indica que las escenas agresivas –no necesariamente con armas– se duplicaron desde mediados de los años 50.

“Incluso, si los jóvenes no usan armas de fuego, estos hallazgos sugieren que están expuestos al aumento de la violencia con armas en las películas de mayor venta (...). Estos resultados son preocupantes debido a que muchos estudios científicos demuestran que las películas violentas pueden aumentar la agresión”, apunta el documento.

Desde el año 2000, un estudio de la Universidad de Harvard advirtió que la violencia es un factor común en las películas más taquilleras y que las escenas de agresión se habían incrementado a través del tiempo, incluso en las películas aptas para todo público.

“La conclusión de la comunidad de salud pública, con base en más de 30 años de investigación, es que la exposición a la violencia en el entretenimiento puede llevar al aumento de actitudes agresivas, los valores y el comportamiento, particularmente en los niños”, advirtieron en ese mismo año seis organizaciones, entre las que destaca la Academia Americana de Psiquiatría de Niños y Adolescentes.