3 febrero, 2014

Río de Janeiro. AFP El realizador brasileño Eduardo Coutinho , de 80 años, fue asesinado ayer, domingo, en su residencia en Río de Janeiro, informó la televisión local.

Los primeros informes señalan que el hijo del realizador, Daniel Coutinho, quien sufre una enfermedad mental, y habría apuñalado a su padre hasta la muerte.

Daniel, de 41 años, fue trasladado al hospital con heridas de arma blanca, dijo un funcionario de Salud de Río.

Asimismo, Maria das Dores Coutinho, de 62 años y esposa del cineasta, resultó herida por puñaladas en el pecho y el hígado, y se recupera en el hospital.

Entre las obras más conocidas de Coutinho figuran el guión de Doña Flor y sus dos maridos y el drama de 1967 ABC do Amor , que dirigió con el argentino Rodolfo Kuhn.

Ese filme compitió en el 17° Festival Internacional de Cine de Berlín, donde fue nominado a un Oso de Oro.

Nacido en Sao Paulo, Eduardo Coutinho era considerado uno de los más finos realizadores brasileños, y sus allegados se manifestaron impresionados por la noticia de su muerte violenta.

El director Caca Diegues, que conocía a Coutinho desde hacía 50 años y trabajó con él en varios proyectos desde comienzos de la década del 60, dijo que se mantenían aún como amigos cercanos. Él lo calificó como uno de los realizadores más inteligentes que conoció.

El realizador Silvio Tendler también se mostró devastado por la muerte violenta de Coutinho .

“Sus filmes y sus lecciones sobre la vida permanecerán en la memoria. Además de su calidad como guionista de documentales, era un excelente guionista de cine”, dijo Tendler al portal G1.