14 enero, 2014

Diego Arguedas O.

Pizza y videojuegos. ¿Qué más se puede pedir un adolescente para una tarde con los amigos?

Las empresas Pizza Hut y Microsoft –creadora de la consola Xbox 360– comprendieron esto y lanzaron en setiembre del año pasado una aplicación que permite pedir pizzas desde la interfaz en línea del Xbox 360, llamada Kinect.

La aplicación en Kinect permite personalizar su pizza. | TOMADO DE INTERNET
La aplicación en Kinect permite personalizar su pizza. | TOMADO DE INTERNET

La idea pegó: en cuatro meses de estar funcionando, los usuarios han facturado cerca de $1 millón en productos de la pizzería, ordenados desde la consola de videojuegos.

Para hacer un pedido, los jugadores acceden a una aplicación creada para este fin, desde donde pueden acceder al menú completo. ¿La quiere con hongos o con doble aceitunas? ¿Le ofrezco una pasta o pan con ajo? A través de su cuenta de Xbox o la de PizzaHut.com hacen la compra, en incluso pueden compartirla por Facebook.

La empresa de pizzas no anunció si este servicio se extenderá a sus usuarios en otras plataformas, como PlayStation o Wii, pero ya ha experimentado con aplicaciones para iOS o Android.

“Cuando hablas de un punto clave para la categoría de pizzas es definitivamente el mercado de gamers y videojuegos. Todavía nos queda mucho por hacer aquí”. aseguró Doug Terfehr, director de relaciones públicas de la empresa en entrevista con el sitio especializado Polygon.com.