Iniciativa será nave nodriza que brindará talleres a originarios de esta zona

Por: Monserrath Vargas L. 2 mayo, 2016
Este laboratorio pretende brindar a los habitantes del Amazonas, herramientas que les permitan buscar soluciones a las problemáticas que afectan ese sitio. Entre ellas destacan: agua, energía, salud, alimentación y educación. | MONTSERRAT CIGES Y FAB LAB ARGENTINA PARA LN.
Este laboratorio pretende brindar a los habitantes del Amazonas, herramientas que les permitan buscar soluciones a las problemáticas que afectan ese sitio. Entre ellas destacan: agua, energía, salud, alimentación y educación. | MONTSERRAT CIGES Y FAB LAB ARGENTINA PARA LN.

Un laboratorio flotante de fabricación digital (Fab Lab) recorrerá el río Amazonas, y Costa Rica estará presente en ese lugar con el talento y aporte del Centro de Investigación para la Innovación de la Universidad Véritas (CINNO) y la Asociación Fab Lab Costa Rica.

“Un Fab Lab flotante funciona como una nave nodriza que imparte diferentes talleres, dirigidos específicamente a las comunidades”, explicó Robert Garita, director del CINNO.

La embarcación será el sitio donde la población joven de la Amazonia se pondrá en contacto con innovación tecnológica y social, pues se pretende que quienes suban a este laboratorio puedan fabricar soluciones para situaciones que afectan al también denominado “pulmón del mundo”.

Entre esos problemas destacan agua, energía, salud, alimentación y educación, según asegura el Laboratorio Flotante del Amazonas, en su página en Internet.

Sello tico. Garita explicó a La Nación que el CINNO será parte del crowdfunding (recolección de fondos para el proyecto) y también del diseño arquitectónico del laboratorio. A la vez, la Asociación Fab Lab Costa Rica está gestionando las redes de contacto para poder hacer posible esta iniciativa.

Según Garita, la idea es que el laboratorio flotante sea autosuficiente, para que pueda navegar durante días o semanas, impartiendo cursos a personas de las localidades.

Durante este año, se enfocarán en la recolección del dinero que servirá para iniciar el trabajo del diseño de la primera embarcación y para remunerar el trabajo de quienes forman parte de la red de Fab Labs.

En este plan también participan laboratorios de países como Estados Unidos, México, El Salvador, Argentina, Bolivia, Colombia, Israel, Italia, España y Australia, entre otros.

De forma paralela, se trabaja en el piloto de los talleres que se impartirán a bordo de la embarcación, para saber si resultarán útiles para los habitantes del Amazonas.

Uno de ellos ya cuenta con fondos y se realizará con la comunidad de Buenos Aires, en el Amazonas. La iniciativa está relacionado con la apicultura y responde a un problema actual .

“Más del 40% de la selva es polinizada por las abejas, y estamos perdiendo estos tipos de abejas en el Amazonas”, aseguró Beno Juárez, quien es el fundador del Fab Lab Flotante.

Garita, por otro lado, destacó que si bien “la abeja que está en el Amazonas no es buena productora de miel, es muy interesante a nivel de antibióticos”.

Por esa razón, el Fab Lab ayudará a los lugareños a fabricar colmenas. En ellas se implementarán dispositivos electrónicos que permitirán observar cómo se comporta una colmena internamente, para así procurar hacerla más productiva.

“Será completamente desarrollado por los indígenas; nosotros le introducimos el carácter tecnológico. Eso es lo que hace un Fab Lab”, aclaró Garita.

También habrá otro tipo de talleres de artesanía digital, en los que, por ejemplo, las mujeres del Amazonas diseñan vestidos y el laboratorio de fabricación les facilita el corte láser para los patrones de las prendas. La meta para el 2017 será iniciar la construcción del laboratorio.

Brechas. Garita aseguró que para acercarse a la comunidad del Amazonas, se debe tomar en cuenta que la brecha no es tecnológica, sino más bien de tipo cognitivo.

“En el Amazonas, todos los indígenas tienen teléfono celular y la señal entra perfectamente”, comentó el experto.