Dirigido al gremio de ingenieros para encontrar un sistema solar más eficiente

Por: Juan Fernando Lara 23 julio, 2014
Facilitar el acceso económico a sistemas de paneles solares es la meta del concurso. El día límite para inscribirse es 30 de setiembre. | LUIS NAVARRO.
Facilitar el acceso económico a sistemas de paneles solares es la meta del concurso. El día límite para inscribirse es 30 de setiembre. | LUIS NAVARRO.

Google y el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE, por sus siglas en inglés) lanzaron ayer el concurso Little Box Challenge, que premiará con $1.000.000 a quien invente una tecnología de inversor de energía solar más eficiente y pequeña.

Con esto podría acelerarse la llegada de un mundo impulsado con electricidad limpia.

Un inversor es un equipo que “invierte” un flujo de corriente continua por una alterna; es decir, en una magnitud y frecuencia específica, según se requiera.

En tecnología de paneles solares, el inversor altera el flujo de corriente continua de las celdas en el panel, para pasarlo a energía eléctrica alterna, compatible con el flujo dado por el proveedor del servicio en la vivienda o comercio.

El concurso ataca así un detalle técnico clave hacia un mundo basado en electricidad solar: la barrera del precio al consumidor para instalar sistemas solares.

En términos técnicos, Google y IEEE buscan a alguien que haga un inversor a escala de kilovatios (kW) con una densidad de potencia superior a 50 vatios (W) por pulgada cúbica. Lógrelo y ganará $1.000.000.

Achicar el inversor de las instalaciones solares ayudaría a crear microrredes de bajo costo en comunidades remotas, o permitiría a los hogares mantener las luces encendidas en un apagón usando la batería de un carro eléctrico o allanaría el camino hacia la creación de inventos todavía desconocidos.

El certamen apunta a ingenieros, inventores o aficionados a la tecnología. El registro de participación tiene como fecha límite el próximo 30 de setiembre. Más detalles en www.littleboxchallenge.com