Tecnología

Compañía WiTricity concibió Tecnología que se podría aplicar en numerosos aparatos

Electricidad transmitida por el aire sepultará cables

Actualizado el 08 de mayo de 2014 a las 12:00 am

Campo magnético canaliza energía, por el aire, de origen al punto de recepción

Toyota, Foxconn, TDK e Intel ya están aplicando tecnología a productos futuros

Tecnología

Electricidad transmitida por el aire sepultará cables

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
NATALIA SOTO/THINKSTOCK

Hace más de 100 años, Nikola Tesla concibió una visión del futuro: una torre transmisora de electricidad sin cables, capaz de enviarla a millas de distancia.

Era la torre Wardenclyffe, una antena con la cual el prodigioso físico e ingeniero eléctrico intentó, entre 1901 y 1917, crear un mundo donde la transmisión de energía ocurriera sin cableado.

La falta de inversores apagó el plan de Tesla, pero hoy una compañía resucita su sueño visionario.

WiTricity se llama, y creó una tecnología por la cual una bobina electromagnética a la que se aplica corriente, se la pasa a otra bobina mediante un campo magnético.

En su visión del futuro, WiTricity propone un mundo donde desaparece la conexión física en esos últimos dos metros entre el teléfono sobre la mesa y el enchufe al lado. Quien primero provea los accesorios y electrodomésticos para ese próximo mundo, hará más dinero.

En un video demostrativo , la empresa conecta una de sus bobinas (un resonador magnético) a un enchufe, y la coloca debajo de un escritorio. Luego, un iPhone es puesto en un estuche de WiTricity que lleva otra bobina, la receptora.

Al poner el iPhone sobre el escritorio, su pantalla se enciende y empieza a cargarse. Luego, colocan otros dos teléfonos en el escritorio y, sin importar su posición, inician la recarga. Tesla estaría orgulloso.

El sistema para la recarga se parece a otros usados en la actualidad, pero el “acoplamiento inductivo resonante” de WiTricity es más versátil y de más alcance.

Un campo magnético por resonancia magnética (una frecuencia en una vibración de onda específica) viaja distancias más largas y transfiere mejor la energía que las formas de recarga inalámbrica conocidas. Además, tampoco es una electricidad por el aire, tipo rayo. Nadie quedará electrocutado.

Esta tecnología se basa en campos magnéticos oscilatorios que median en el paso de la energía.

Con este método, la dispersión tanto del campo magnético como el eléctrico cumple normas de seguridad humana mundialmente establecidas que regulan todo aparato electromagnético de uso general.

Esto aclara por qué varios fabricantes de peso mundial ya picaron el anzuelo.

Imán de negocios. En diciembre, WiTricity anunció un acuerdo con Toyota, que pondrá esta tecnología de recarga inalámbrica en sus futuros carros eléctricos e híbridos.

La heredera de la idea de Tesla, que tiene sede en Massachusetts (EE. UU.), recibe además dinero y atención de Intel y Foxconn; este último ensambla productos de compañías tan conocidas como Sony, Apple, Motorola y Nintendo.

PUBLICIDAD

Tal es su magnetismo, que WiTricity también autorizó el uso al gigante japonés TDK, proveedor global de sistemas y componentes eléctricos. Tanta prisa es lógica.

En su visión del futuro, WiTricity propone un mundo donde desaparece la conexión física en esos últimos dos metros entre el teléfono sobre la mesa y el enchufe al lado.

Quien primero provea los accesorios y electrodomésticos para ese próximo mundo, hará más dinero.

Para WiTricity será un mundo sin tomacorrientes en casas y edificios. Microondas, computadoras, bombillos, televisores y cocinas recibirán la energía desde un punto emisor instalado en la pared.

Ese es otro atributo para este adelanto: el campo magnético entre las bobinas traspasa obstáculos de metal, madera, paredes y otros en su radio de acción.

Katie Hall, jefa de Tecnología de WiTricity, citada por la revista Smithsonian , pronostica que casi todo accesorio electrónico vendrá con esta capacidad de recarga inalámbrica, como hoy las tienen tabletas y teléfonos que ofrecen este tipo de conexión.

Incluso, implantes médicos para el cuerpo (como marcapasos o desfibriladores) podrían usar este avance para mantenerse encendidos sin necesidad de procedimientos invasivos para el cambio de sus baterías.

Algún día esto podría enviar energía a larga distancia por el aire, sin tanto metal y gasto. Con más ahorro, como soñó Tesla.

Cómo funciona.

  1. WiTricity utiliza bobinas como resonadores electromagnéticos, Al resonar, vibran, generando frecuencias con longitudes de onda más grandes, detectables por otra bobina similar a la de origen.
  2. Al aplicarse corriente eléctrica a una de las bobinas, ella resuena en una frecuencia particular y se crea un campo magnético a su alrededor.
  3. Entonces, al acercar a esta primera bobina una segunda, sintonizada en la misma frecuencia de resonancia, ambas se acoplan compartiendo el mismo campo magnético oscilatorio. Por él se traspasará la corriente.
  4. Mientras compartan el campo magnético, esta electricidad aplicada a la primera bobina se va a la segunda bobina. Si este dispositivo receptor se le adapta a un televisor o teléfono, ambos encenderán sin cables.
  5. En pruebas realizadas por la empresa, la fuente de origen de la corriente puede estar a metros, pero también a centímetros del dispositivo receptor e incluso suministrar electricidad a varios aparatos al mismo tiempo.
  • Comparta este artículo
Tecnología

Electricidad transmitida por el aire sepultará cables

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota