Administradora de la Asada indicó que un accidente en la montaña quebró un tubo y posiblemente por ahí se filtró el reptil

 11 marzo, 2014

Carlos Calderón Sandoval, vecino de El Verolís de Turrialba, encontró atascada y muerta una serpiente en unos de los tubos de la cocina de su casa, luego de tener tres días de recibir poco abastecimiento y percibir un mal olor.

Calderón halló la serpiente el pasado domingo y de inmediato notificó a la Asociación Administradora de Sistemas de Acueductos y Alcantarillados (Asada) del lugar.

"Mi esposa desde el jueves notó que el tubo estaba con poca agua y ya el domingo no salía líquido, yo corté la cañería y observé la culebra muerta. El agua ya estaba contaminada", indicó Calderón.

Tras cortar el tubo el dueño de la casa encontró la serpiente atascada.
Tras cortar el tubo el dueño de la casa encontró la serpiente atascada.

Al lugar, unos tres kilómetros al este del parque de Turrialba, se presentó el fontanero de la Asada, quien constató los hechos e incluso llevó el reptil a la presidenta del acueducto.

María Eugenia Sancho, encargada del acueducto, dijo es que se había presentado un problema en la montaña ya que una rama había caído y quebró el tubo, que seguramente por ahí se filtró la serpiente.