Extranjero vino en el 2005 y alegó persecución política; lleva tres años preso

Por: David Delgado C. 23 junio, 2015

La Sala Primera cerró todas las puertas a la posibilidad de que el ruso Evgeny Konstantinovich Otto – preso desde hace tres años aquí– obtenga el refugio.

El viernes 19 de junio, los magistrados del alto tribunal declararon sin lugar un recurso de casación que el ruso presentó el 6 de enero, en el que alegó que no se analizaron pruebas fundamentales porque se perdieron documentos que demostraban el peligro de enviarlo a Rusia.

La decisión de la Sala Primera se produjo dentro del plazo de un mes, que le ordenó la Sala IV , el 19 de mayo, mediante la sentencia N.° 7088-15, la cual decidió sobre un recurso de amparo por la dilación judicial en resolver el caso.

La falta de pronunciamiento de la Sala Primera era lo único que mantenía a Evgeny Konstantinovich Otto ligado a Costa Rica, pues existe orden de extradición en firme del Tribunal Penal de Pavas, desde noviembre del 2011, ya que es requerido por su país como sospechoso de estafa.

En virtud de que ya existe un rechazo del recurso de casación y la orden de extradición debe ejecutarse, el abogado defensor del ruso, Marco Badilla, asegura que su cliente aún debe permanecer en Costa Rica por dos razones.

Los motivos. Primero, señaló que tiene un juicio pendiente como querellante contra el exministro de Seguridad Mario Zamora por delitos contra el honor. Esta audiencia comenzará este viernes 26 de junio.

En segundo lugar, Badilla comentó que, para el 15 de julio, está convocada una audiencia preliminar en el Juzgado Penal de San José, para decidir si se eleva a juicio un proceso por lesiones graves que sufrió el ruso estando en prisión, pues un reo canadiense lo apuñaló.

El abogado dijo que está esperando la notificación del fallo completo de la Sala Primera para estudiar los argumentos, ya que apenas tiene un por tanto.

Evgeny Konstantinovich Otto vino a Costa Rica en diciembre del 2005 alegando persecución política. Tras una ardua batalla legal, finalmente, la Sala Primera cerró el capítulo para que se conceda el refugio. Ahora debe discutirse cuándo se ejecutará su extradición. | LUIS NAVARRO / ARCHIVO.
Evgeny Konstantinovich Otto vino a Costa Rica en diciembre del 2005 alegando persecución política. Tras una ardua batalla legal, finalmente, la Sala Primera cerró el capítulo para que se conceda el refugio. Ahora debe discutirse cuándo se ejecutará su extradición. | LUIS NAVARRO / ARCHIVO.

Largo proceso. Konstantinovich Otto vino a Costa Rica en diciembre del 2005 y, un mes después, pidió el refugio, al alegar persecución política en Rusia, luego de que lo despojaran de su empresa.

La Dirección General de Migración y Extranjería denegó la petición en febrero del 2007, pero el ruso volvió a pedir ese estatus migratorio en enero del 2008.

Esa nueva gestión también fue denegada porque ya la habían rechazado una vez, pero su abogado, Marco Badilla, interpuso un proceso contencioso-administrativo en agosto del 2011, que se resolvió en cuatro meses.

Los jueces contenciosos ordenaron estudiar la segunda solicitud, pero las autoridades administrativas la rechazaron.

Otto dijo que en Migración se perdieron los documentos que mostraban el peligro de enviarlo a Rusia. Añadió que no se analizó adecuadamente la prueba y, por eso, le negaron el refugio.

Por tales razones, acudió al Tribunal Contencioso-Administrativo y presentó una demanda contra el Estado, pero en noviembre del 2014 se declaró sin lugar.

Durante la tramitación de ese proceso judicial, la Sala Constitucional había condenado al Tribunal Contencioso-Administrativo por el retraso judicial.

En enero del 2015, el ruso presentó el recurso de casación exponiendo que hubo indebida valoración de la prueba, contradicciones en los hechos demostrados e indemostrados, conforme a la prueba y violación a normativa internacional. Sin embargo, lo declararon sin lugar.