Por: Katherine Chaves R. 2 octubre, 2015

Oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas decidieron donar un par de bicicletas a dos niños de Golfito para evitar que se retiraran de la escuela.

Edson Rodríguez, director de Guardacostas, contó que los menores, de 10 y 12 años, viven muy lejos del centro educativo y eso podía provocar que, en cualquier momento, optaran por abandonar el centro educativo.

Rodríguez detalló que uno de sus policías fue quien se percató de las dificultades por las que pasaban los menores y lo contó a sus compañeros de trabajo.

“Esa noticia nos motivó a ayudar a estos niños, porque Guardacostas no va a permitir que salgan del centro educativo (...). La idea es que ahora deban recorrer un camino más corto”, declaró el director policial.

Así, entre todos recolectaron ¢120.000, dinero con el que adquirieron las dos bicicletas.

No solo los escolares estaban agradecidos por el regalo, sino también sus maestras.

Rodríguez dijo que, de ser necesario, lo harían de nuevo.