Quedó con la evidencia en la Fiscalía de Flagrancia

Por: Hugo Solano 20 febrero, 2015
Las tarjetas, dinero y municiones de arma de fuego decomisadas al sujeto quedaron en la Fiscalía.
Las tarjetas, dinero y municiones de arma de fuego decomisadas al sujeto quedaron en la Fiscalía.

Un individuo de apellido Lobo, cayó en manos de la Fuerza Pública de Pococí como sospechoso de tachar un carro y sustraer tarjetas telefónicas valoradas en más de ¢1 millón.

Lobo huía con el botín cuando fue sorprendido por las autoridades en el centro de Guápiles.

El sospechoso tenía en su poder cientos de tarjetas telefónicas, también dinero y municiones de pistola, Las tarjetas estaban un auto estacionado junto a la vía.

Erick Calderón, subdirector regional de la Fuerza Pública en Limón, afirmó que el sujeto y la evidencia quedaron en la Fiscalía de Flagrancia. A esa autoridad se lleva a los individuos sorprendidos en pleno delito y se les somete a un juicio más rápido que los ordinarios.