Por: Diego Castillo 13 noviembre, 2015
Lenín Rivacoba vendió una casa para pagar el viaje. | DIANA MÉNDEZ
Lenín Rivacoba vendió una casa para pagar el viaje. | DIANA MÉNDEZ

Lenín Rivacoba, un cubano de 30 años, hace la travesía para llegar a Estados Unidos junto a su esposa e hija menor de edad.

Este jueves, mientras esperaba ser deportado hacia Nicaragua, contó a La Nación las angustias que han padecido para llegar hasta su destino.

Rivacoba relató que primero, su abuela le regaló la casa para venderla y poder obtener el dinero para emprender viaje.

Negoció la vivienda en $5.000 y, con ese monto, compró los tres boletos aéreos para viajar hasta Ecuador.

Cuando llegaron a ese país, pasaron penurias. Según dijo, miembros de la Policía de Ecuador los asaltaron y, posteriormente, tuvieron que pagarle a la guerrilla colombiana $146 por cada persona, para poder pasar a Colombia.

“Tuve temor cuando nos asaltaron en Ecuador y cuando cruzamos de Colombia a Panamá. Es una ruta de narcotraficantes, que pasan droga por Panamá y hay un grupo paramilitar que está en guerra con esos narcotraficantes por ese territorio y, nosotros, pasamos por el medio”, relató el cubano.

En cinco días pasaron de Ecuador a Colombia. “Dinero, dinero y dinero. Todo cubano que sale allá sabe que tiene que llevar por lo menos $1.000 para pagar los retenes, te piden $100, $200, $300, en un retén me estaban cobrando $300”, recordó.

Rivacoba detalló que en el grupo con el que viajó iban ancianos, niños y hasta mujeres embarazadas.

Etiquetado como: