Dos de los tres taxistas detenidos ya fueron liberados

Por: Monserrath Vargas L. 24 junio
Los taxistas de Rohrmoser manifestaron que no dejaran que conductores de Uber ingresen a la zona.
Los taxistas de Rohrmoser manifestaron que no dejaran que conductores de Uber ingresen a la zona.

Por primera vez, choferes de Uber se organizaron para hacerle frente a supuestas agresiones de taxista formales. Eso fue lo que ocurrió antes de que, en la noche del viernes, ambos grupos protagonizaran un incidente que terminó con diez detenidos en Rohrmoser, San José.

Un conductor de 35 años que trabaja para la aplicación Uber, y que pidió ser identificado solo como Ricardo, relató que en horas de la mañana dos de sus compañeros fueron a recoger clientes a esa zona de la ciudad capital y, al prestar esos servicios, taxistas formales de Rohrmoser los acorralaron.

"Para ser específicos, los siguieron y cuando iban a recoger (clientes), les atravesaron los carros y no los dejaban irse. Tuvieron que salir escoltados por la policía", comentó.

Añadió que, en la tarde, comenzaron a circular mensajes a través de la aplicación WhatsApp, en los que que al parecer los taxistas decían que no permitirían la presencia de Uber en ese sector de la capital.

"Salió un audio a la luz, donde uno de los taxistas dijo que ellos iban a hacer respetar las áreas de ellos, que no iban a permitir que ningún Uber se acercara, y que iban a tomar represalias. A raíz de esos audios, tomamos la decisión de ir a hacer alguna medida de presión, para que ellos vean que no estamos solos, que entre nosotros también nos acuerpamos", comentó el conductor de Uber.

Esa convocatoria fue realizada a través de WhatsApp con un mensaje que invitaba a "todos los Ubers" a acercarse al triángulo de Rohrmoser a las 9 p. m.

Como consecuencia, hubo un enfrentamiento en el que resultaron detenidas 10 personas cuyas identidades no trascendieron. La Policía detuvo a tres taxistas formales, por alteración al orden público; y a siete choferes de Uber por disturbios. A estos últimos les decomisaron un arma no letal, así como un bastón extendible de metal, conocido como black-jack.

Los detenidos fueron puestos a la orden de la Fiscalía y al menos dos de los tres taxistas ya habían sido liberados la mañana de este sábado 24 de junio. El tercero, "parece que estaba muy bravo y lo tenían detenido por prevención" confirmó Randall Jiménez, secretario general de la Fuerza Roja Sindical.

Jiménez afirmó que fueron los taxistas los agredidos: "Nosotros nunca hemos estado de acuerdo con la violencia. Ellos todo lo contrario, más bien se organizaron y aparentemente llegaron a una parada de taxis y a la central de Taxis Rohrmoser amenazando a los compañeros, por lo que estos pidieron ayuda y llamaron a más taxistas. Cuando se dieron cuenta había grupos grande ahí también".

El representante de la Fuerza Roja Sindical comentó que sus compañeros liberados están en sus casas descansando y "no los vamos a molestar ahorita. Al otro compañero, seguro lo sueltan en las próximas horas, pues no hay una causa en contra de ninguno de ellos", afirmó.

Por su parte, Julie Robinson, gerente de Comunicaciones de Uber para Centroamérica y el Caribe, censuró lo ocurrido este viernes.

"En Uber reprochamos todo acto de violencia. Hasta el momento no hemos recibido ningún reporte por parte de los socios colaboradores o las autoridades correspondientes; sin embargo estamos investigando y nos ponemos a disposición de las autoridades en el caso que sea necesario", declaró.

En Uber reprochamos todo acto de violencia. Hasta el momento no hemos recibido ningún reporte por parte de los socios colaboradores o las autoridades correspondientes; sin embargo estamos investigando y nos ponemos a disposición de las autoridades en el caso que sea necesario.

Etiquetado como: