Emergencias aumentaron un 72% en el término de cinco años

Por: David Delgado C. 13 enero, 2015

Los ataques de abejas africanizadas se han convertido en uno de los principales desvelos del Cuerpo de Bomberos.

De acuerdo con un informe estadístico, en el 2014 fueron atendidos 40 ataques diarios para un total de 14.418 al finalizar el año. La cifra fue un 9,7% mayor que en el 2013, cuando hubo 13.133 (35 casos al día).

Héctor Chaves, director del Cuerpo de Bomberos, explicó que si bien estos sucesos no son de gran impacto como los incendios estructurales, resultan demandantes.

Chaves aseguró que no pueden dejar de acudir cuando los llaman, porque ya se han dado casos en los que ha muerto gente y animales.

Los bomberos también son víctimas de los aguijones, pues, según un recuento de la institución, pese a contar con equipo de protección especial, 45 bomberos fueron picados y requirieron atención en el 2014.

Los principales sitios donde atienden estas emergencias son casas de habitación, cercanías de cárceles, asilos de ancianos y escuelas.

Cuatro niños fueron picados por abejas en octubre del 2014 mientras jugaban debajo de un árbol en Ciudad Quesada. | ARCHIVO.
Cuatro niños fueron picados por abejas en octubre del 2014 mientras jugaban debajo de un árbol en Ciudad Quesada. | ARCHIVO.

Cifra récord. En el 2014, fueron atendidas 55.620 emergencias; lo cual representó un aumento de un 72% en cinco años, pues en el 2010 se registraron 32.255 en total.

Los rescates y recuperaciones de animales y los ataques de abejas se ubicaron en el primer lugar el año pasado, pues significaron el 30,5%.

Los bomberos salvaron a 2.329 animales entre osos perezosos (818), felinos (389), canes (305) y otros (817); en el 2013 la cifra fue de 1.751 animales de todo tipo.

En segundo lugar, estuvieron los 10.843 incendios en vegetación, que representaron el 19,7%. Este tipo de emergencias ocurrió en charrales (10.081), sitios agrícolas (386) y forestales (67) y árboles (309).

Como resultado positivo, las emergencias por fugas de gas licuado disminuyeron un 21,6% del 2013 al 2014, pues pasaron de 6.839 a 5.363.

No obstante, Héctor Chaves asegura que el esfuerzo hasta ahora es insuficiente.

“La gente se ha vuelto más exigente, por tanto que se ha hablado del problema, pero mientras no se cambie el tipo de válvulas no habrá una disminución considerable. De cada diez emergencias, nueve son causadas por el tipo de válvula.

”Hay una regulación que aún no se aprueba, y esto genera cilindros en mal estado, válvulas inapropiadas y no se han sentado responsabilidades penales porque no se sabe quién llenó los cilindros; es decir, no hay trazabilidad”, argumentó.

Otros casos. Durante el 2014, se atendieron 972 incendios estructurales, 3.786 al aire libre y 651 en medios de transporte.

Además, los bomberos rescataron a 3.176 personas, atendieron 1.190 emergencias prehospitalarias y 2.747 en transporte.

Chaves puntualizó que en el 2014 hubo 13 fallecidos en incendios, lo que constituye la cifra más baja de los últimos cinco años; sin embargo, seis víctimas fueron menores, quienes representaron el dato más elevado en el mismo quinquenio.

“Cerramos el año con una cifra récord en el Hospital Nacional de Niños por más de 400 casos de menores quemados con líquidos calientes. La edad promedio fue de cinco años, y ocurrieron en la cocina y en presencia de adultos”, afirmó.