Ocurrió cuando escolares salían de la fiesta de la alegría

Por: Hugo Solano 9 diciembre, 2015

Una ráfaga de disparos a mediodía puso en alerta a los vecinos de barrio Santa Rita en Alajuela, en el sector mejor conocido como el Infiernillo. Se trató de una riña entre barras, que ocurrió justo cuando los escolares salían de la fiesta de la alegría.

La disputa fue en alamedas problemáticas que están a 150 metros de la Escuela Santa Rita, donde los niños celebraban el fin del curso lectivo.

De acuerdo con el director regional de la Fuerza Pública en Alajuela, Rándall Picado, dos sujetos de barras rivales se dieron de golpes y una turba se fue detrás de otra.

Entre los involucrados hay menores de 14 y 15 años que andan retando a los otros y hubo disparos. "La Fuerza Pública que permanece en la zona reaccionó y procedimos a detener a dos de los menores", dijo el jefe policial.

Minutos después del tiroteo la Policía recorrió las calles y patrulló a pie las alamedas para impedir más disparos.
Minutos después del tiroteo la Policía recorrió las calles y patrulló a pie las alamedas para impedir más disparos.

Picado afirmó que en ese sitio hay presencia fija de oficiales, pero pidieron refuerzos porque es normal que en esa región agarren a la Policía a pedradas y de hecho así ocurrió.

Los únicos heridos fueron un menor que se cayó de su bicicleta al huir de la Policía y los dos que se dieron de golpes, estos últimos fueron aprehendidos.

Los disparos ocurrieron muy cerca de la escuela. incluso el portón de una casa aledaña resultó baleado.

Vecinos del lugar manifestaron que hacía tiempo que no se daban enfrentamientos a tiros en este lugar, ya que hay presencia policial. Añadieron que hoy se presentó en el peor momento, cuando los niños estaban presentes.

Algunos vecinos, quienes prefirieron no identificarse, dijeron que reciben constantes represalias por parte de las pandillas del lugar, que están tratando de recuperar terreno que les ha quitado la Policía.

Unos 30 oficiales de la Fuerza Pública tomaron las alamedas y la situación volvió a la normalidad.

Los detenidos quedaron a la orden de la Fiscalía Penal Juvenil.