Autoridades judiciales investigan si joven de 24 años fue atropellado

 10 septiembre, 2012
 Los familiares y allegados de Eddie Juárez Vásquez acompañaron ayer a los padres del fallecido en su casa de habitación, ubicada en Acoyapa de Mansión, en Nicoya, Guanacaste | CINTHYA BRAN.
Los familiares y allegados de Eddie Juárez Vásquez acompañaron ayer a los padres del fallecido en su casa de habitación, ubicada en Acoyapa de Mansión, en Nicoya, Guanacaste | CINTHYA BRAN.

El cuerpo de un pescador, de 24 años de edad, fue encontrado sin vida a la orilla de la carretera, ayer en la madrugada, en el poblado de Acoyapa, en Mansión de Nicoya, Guanacaste.

La víctima fue identificada como Eddie Requiel Juárez Vásquez, quien vivía en ese mismo cantón, donde lo conocían como Ricky.

Algunos vecinos de la zona fueron quienes alertaron a la Fuerza Pública sobre el hallazgo, hacia las 3:15 a. m.

Noé Díaz Marchena, socorrista de la Cruz Roja, informó de que, cuando llegaron al lugar, Juárez no tenía signos vitales.

Díaz manifestó que el fallecido se encontraba tendido en la vía pública, y presentaba un trauma cerca del ojo derecho y un fuerte golpe en la cabeza.

Las autoridades presumen que la víctima fue atropellada cuando caminaba a la casa de su madre, cerca del lugar, y que el conductor se dio a la fuga.

Visto en bar. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que Juárez fue visto en un bar con unos amigos, unas dos horas antes de que encontraran su cuerpo en la vía pública.

La Policía indicó que Juárez se retiró de ese establecimiento pasada la 1 a. m., y les dijo a sus amigos que iría a la casa de su madre, pero nunca llegó.

Los agentes del OIJ se presentaron al lugar y, luego de recabar indicios, levantaron el cadáver a las 8 a. m. para trasladarlo a la Morgue Judicial para la respectiva autopsia.

La Policía inició una investigación para esclarecer los hechos y ubicar al responsable de la muerte del joven pescador.

Trabajaba en el mar. María Juárez, hermana del fallecido, dijo que él trabajaba pescando pianguas en el mar. Según contó, el jefe de su hermano fue quien lo encontró de primero, pero no mencionó cómo se llama.

José Manuel Juárez, padre de la víctima, narró con tristeza el momento en el que recibió la noticia de la muerte de su hijo. “No me di cuenta del accidente hasta las 5:40 a. m. cuando venía de mi trabajo como guarda”, contó.

María Vásquez, madre de la víctima, dijo: “Él era muy cariñoso conmigo, siempre andaba abrazándome, pero era muy reservado”.