Sospechoso es un extranjero que se mostró nervioso ante presencia policial

Por: Carlos Láscarez S. 1 septiembre, 2016
Los paquetes de cocaína tenían adheridas calcomanías de cupido y de un toro.
Los paquetes de cocaína tenían adheridas calcomanías de cupido y de un toro.

Oficiales de la Fuerza Pública de Escazú decomisaron la noche del miércoles un total de 214 kilos de cocaína, que iban en un camión modificado, que contaba con un sistema hidráulico para levantar la batea.

El comiso ocurrió durante un retén que mantenía la Policía frente a un centro comercial situado sobre la ruta 27, que conduce hacia Caldera.

El vehículo era conducido por un extranjero oriundo de Colombia de apellido Betancourt (29), quien viajaba solo. En apariencia, el foráneo se puso nervioso, lo que llamó la atención de los oficiales. Este cuenta con cédula de residencia costarricense, confirmaron las autoridades.

Minutos después, se presentaron al sitio oficiales de la Policía de Control de Drogas (PCD), quienes confirmaron que la carga era de cocaína. La batea se levantaba hacia un costado, lo que permitía colocar la droga en la parte baja del vehículo y luego cubrirla con el cajón.

Betancourt, quien quedó detenido desde anoche, se expone a una pena de entre 8 y 20 años de prisión, por el delito de tráfico de drogas.

Etiquetado como: