Los 3 imputados son sospechosos de legitimar alrededor de $200.000

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 17 enero, 2015

El Juzgado Penal de Aguirre de Puntarenas dejó en libertad a tres exempleados del banco BAC San José, quienes laboraban en Quepos y son sospechosos de legitimar alrededor de $200.000 (unos ¢100 millones).

El juez, quien realizó la audiencia de medidas cautelares la noche del jueves, no dictó prisión preventiva, como había solicitado la Fiscalía Adjunta de Legitimación de Capitales y Extinción de Dominio.

El funcionario ordenó que los sospechosos firmen una vez al mes en el juzgado, durante el tiempo que dure el proceso, así como no salir del país.

Entre los imputados hay dos mujeres, de apellidos Peraza y Rivera, y un hombre de apellido Centeno. Según la Fiscalía, ellos habrían aprovechado el trabajo en el banco para hacer transacciones y legitimar dinero de origen ilícito.

Los tres fueron apresados este jueves, en los alrededores de sus viviendas, en Manuel Antonio, Quepos y Parrita.

Los tres detenidos laboraban en el BAC San José de Quepos, hasta que a mediados del año anterior, la entidad financiera los despidió, luego de investigar las irregularidades cometidas. | ALEXÁNDER PÉREZ.
Los tres detenidos laboraban en el BAC San José de Quepos, hasta que a mediados del año anterior, la entidad financiera los despidió, luego de investigar las irregularidades cometidas. | ALEXÁNDER PÉREZ.

Método. De acuerdo con el informe que brindó la Fiscalía, Peraza laboraba en la empresa bancaria como ejecutiva de cuenta, Rivera era tesorera y Centeno cajero.

Aparentemente, la legitimación de capitales se dio entre abril y junio del 2014.

La investigación reveló que Peraza recibía dinero en dólares, de origen ilícito, por parte de una tercera persona, quien quería cambiarlo a colones. La mujer los entregaba a la tesorera, quien hacía el cambio de la moneda.

Posteriormente, Peraza, junto con Centeno, ingresaban las transacciones en el sistema informático del banco.

Al parecer, para ocultar el trámite irregular, aprovechaban cuando un cliente realizaba una gestión, para ingresar su nombre como si el usuario hubiese hecho un cambio de moneda.

“Para darle validez a la gestión, falsificaban su firma en el comprobante, comunicó el Ministerio Público.

Los empleados también usaban nombres de clientes que ni siquiera estuvieron en la entidad financiera el día en que se registró el cambio de divisa.

La Fiscalía agregó que los sospechosos nunca hacían transacciones de montos superiores a los $10.000, con el fin de no generar operaciones sospechosas.

“La Fiscalía no descarta que conforme avance la investigación, se puedan atribuir otros delitos a los imputados”, informó la entidad.

Alerta interna. La denuncia de este caso fue interpuesta por el mismo banco, el cual, además, despidió a los tres empleados.

Gerardo Corrales, gerente general del banco BAC San José, explicó que la firma ha invertido en sistemas de monitoreo para cumplir con la regulación contra el lavado de dinero,

“Estos sistemas lo que hacen es tirar alertas de movimientos inusuales que hacen que el área de cumplimiento aborde a la sucursal o al ejecutivo”, detalló.

El gerente comentó que el proceso de detección tarda menos de tres meses.

“Estamos satisfechos con el funcionamiento”, expresó.

Especificó que en este caso, los implicados usaron los nombres de menos de 10 clientes.

Etiquetado como: