26 mayo, 2014

Cuatro sujetos fueron entregados ayer a las autoridades ticas tras ser capturados en altamar por la Guardia Costera de Estados Unidos cuando al parecer se dirigían hacia el país en una lancha con 1,7 toneladas de marihuana comprimida.

Los detenidos son de apellidos Cortés, Thomas y Alvarado, oriundos de la provincia de Limón , mientras que otro, de apellido González, es de nacionalidad nicaragüense.

Los sospechosos viajaban en una embarcación de nombre Tucker, sin matrícula, pero con bandera costarricense.

Guardacostas de EE. UU. capturaron a los sospechosos. | MSP PARA LN.
Guardacostas de EE. UU. capturaron a los sospechosos. | MSP PARA LN.

La tripulación de la patrullera estadounidense entregó a los cuatro hombres a Guardacostas de Limón, quienes se encargaron de llevarlos hasta puerto, así como parte de la droga que trasladaban, para que sirva de evidencia en el caso.

Los sujetos serían llevados ante la Policía de Control de Drogas (PCD), así como de la Fiscalía de Limón. Podrían ser procesados por el delito de tráfico internacional de drogas, que el Código Penal costarricense sanciona hasta con 20 años de prisión.

Operativo. La operación para apresar a este grupo se llevó a cabo el pasado 18 de mayo en aguas internacionales del mar Caribe, por la patrullera USCGC Bear, en coordinación con el Servicio Nacional de Guardacostas.

La embarcación fue abordada e inspeccionada por las autoridades estadounidenses, quienes encontraron la droga, que se presume podría proceder de Jamaica.

El ministro de Seguridad, Celso Gamboa, aseguró que la marihuana estaba destinada para la distribución y consumo local.

Parte del estupefaciente permanece bajo custodia de las autoridades, quienes procederán con su destrucción en los próximos días.

El operativo forma parte de las acciones que realizan la Guardia Costera de Estados Unidos y la Policía costarricense, en el marco del Tratado de Patrullaje Conjunto que funciona desde el año 2000 para combatir el trasiego internacional de estupefacientes.

El mes pasado, este trabajo binacional resultó en la captura de cuatro colombianos que transportaban 100 kilos de cocaína en una lancha, en el Pacífico sur del país.