Por: Katherine Chaves R., Gustavo Fallas M. 22 junio

El capo colombiano José Alfredo Álvarez, alias El Milagroso, fue detenido en su país natal este miércoles. Un día después, las autoridades costarricenses revelaron que él manejaba gran parte de sus operaciones de narcotráfico desde Limón.

La información fue confirmada este jueves por Jorge Torres, subdirector de la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS).

 José Alfredo Álvarez, alias El Milagroso, fue detenido este miércoles en Colombia.
José Alfredo Álvarez, alias El Milagroso, fue detenido este miércoles en Colombia.

El Milagroso, quien fue detenido en Turbo, Antioquia, Colombia, es sospechoso de ser el principal coordinador internacional de tráfico de drogas del Clan del Golfo, según publicaron medios extranjeros.

En apariencia, a él se le conoce con este apodo porque 'ofrecía' los cargamentos de cocaína a la santería para que supuestamente llegaran bien hasta su destino final: México. Es decir, una vez que la droga salía por lanchas rápidas de Colombia y llegaba a Costa Rica, Álvarez se encargaba de movilizarla por toda Centroamérica. Se estima que movía unas tres toneladas al mes.

Según Torres, tiempo atrás las autoridades colombianas le siguieron el rastro al Milagroso y descubieron que estaba en Limón; pero no especificaron en qué parte. Por lo anterior, mandaron la alerta al país, así como la solicitud de colaboración para dar con su paradero exacto.

Medios colombianos agregan que este individuo estaba radicado muy cerca de la frontera con Panamá y, desde ahí, hacía todo el contacto con las organizaciones criminales que lo contrataban.

De hecho, afirman las autoridades de ese país, Álvarez estaba por establecer una relación de negocios con el cártel de Sinaloa.

Pese a que lo rastrearon en territorio costarricense, su captura se concretó en Colombia este miércoles.

Persona de confianza

Como el Milagroso es una persona escurridiza, las Policías se enfocaron en seguir el rastro a la mano derecha de él, una mujer de apellidos Downer Patterson, de 42 años, alias La Negra.

"Queríamos llegar a él a través de ella. El capo siempre entró ilegal a Costa Rica y no teníamos con exactitud dónde residía. Ella se nos pasó a Panamá, por lo que coordinamos con las autoridades de allá y fue detenida (en abril pasado), porque tenía una orden de captura con fines de extradición a Estados Unidos. Aún está pendiente ese proceso", detalló Torres.

Etiquetado como: