Por: Diego Bosque 28 mayo, 2013

El temblor de ayer trajo a la mente de los limonenses la tarde del 22 de abril de 1991, día en el que ocurrió el terremoto que dejó 48 muertos y 650 heridos

Ese día, a pesar del tiempo transcurrido, permanece fresco en la mente de los caribeños.

Carlos León, de 58 años y oriundo de Limón, no lo olvida.

“Todo comenzó a moverse, la gente corría del pánico y gritaban. Duró bastante ese terremoto”, dijo el hombre.

León recuerda que por más de una semana, no tuvieron electricidad y agua en los diferentes barrios de la provincia.

“ Todo se afectó: servicio de buses, los caminos y mucha gente murió”, añadió.

Juanita Martínez tampoco borra de su mente ese hecho

“A mi me da miedo porque para el terremoto de 1991 empezó a temblar fuerte un par de días antes”, comentó. Este sismo tuvo una magnitud de 7,6 en la escala de Richter.