Víctima declaró que homicidas del ambientalista abusaron de ella sexualmente

 15 febrero, 2016
La comparecencia de la testigo inició a las 7 a.m. y se hizo mediante videoconferencia.
La comparecencia de la testigo inició a las 7 a.m. y se hizo mediante videoconferencia.

Una española que acompañaba a Jairo Mora Sandoval la noche que lo mataron, reveló este lunes rasgos físicos de cuatro de los sospechosos de perpetrar el asesinato.

La declaración la brindó durante el juicio que se realiza en los Tribunales de Limón por el homicidio del ambientalista, el 31 de mayo del 2013 en playa Moín, de Limón.

La testigo, que habló mediante videoconferencia desde el Consulado de Costa Rica en Madrid (España), es la veterinaria Almudena Amador Valles, de 28 años.

Ella habló en presencia del cónsul tico Guillermo Rojas Vargas.

Ante preguntas de la Fiscalía, Amador brindó detalles de la estatura, peso, acento, forma de los ojos y la nariz, así como también el color de la piel de cuatro de los imputados en este caso.

También ahondó en aspectos como la conducta exhibida por los sujetos, por ejemplo, que tuvieron el descaro de lamentarse por conocerla en esas condiciones que, detalló, fueron de “amenazas y de terror”.

Mora, de 26 años y de dedicado a la protección de tortugas marinas, fue asesinado la madrugada del 31 de mayo del 2013 en una disputa por la apropiación de los huevos de estas especies.

Como sospechosos del crimen son juzgados desde el pasado 25 de enero, Ernesto Centeno Rivas, Héctor Cash López, José Brayan Quesada Cubillo, William Delgado Loaiza, Felipe Arauz Martínez, así como los hermanos Darwin y Donald Salmon Meléndez.

Ellos fueron absueltos del homicidio en un primer juicio que concluyó en enero del 2015. No obstante, en agosto de ese año, el Tribunal de Apelación de Sentencia de Cartago anuló la absolutoria y ordenó un nuevo debate.

Relato clave. Para el Ministerio Público, el relato de Amador es clave pues ella era parte del grupo que acompañaba a Mora el día de los hechos. En el juicio pasado no se permitió su declaración.

Precisamente, en su testimonio, esta mujer mencionó un vehículo que describió como tipo “furgoneta” , el cual tiene mucha similitud con una buseta que es propiedad de uno de los imputados, y que ella observó en playa Moín ese 31 de mayo.

La testigo contó que ella, Mora y otras tres mujeres estadounidenses se trasladaban en carro por la playa cuando encontraron un tronco que les obstaculizó el paso, momento en que fueron abordados por varios sujetos.

“Cuando Jairo se bajó del carro, un grupo de hombres salen de la maleza. Inmediatamente se le abalanzan a Jairo, que lo único que atina a decir es ‘Mop, yo soy de Moín’, porque de seguido se escucha un fuerte golpe y él cae al suelo. A partir de ese momento ya no lo volvemos a ver más”, dijo.

Amador agregó que, poco antes de ese hecho, y mientras recorrían la playa en busca de tortugas, se toparon con unas unidades de la Fuerza Pública.

“Uno de los oficiales le sugirió a Jairo que abandonara el lugar porque había gente armada y la playa se había convertido en un sitio peligroso (...) yo le pedí a uno de los oficiales que nos esperara para poder regresar todos (...), sin embargo, en un momento dado volví a ver y ya se habían ido. Estábamos completamente solos”, lamentó la mujer.

El fiscal Miguel Ramírez, luego de escuchar el relato, calificó la declaración como fundamental para el interés del Ministerio Público de demostrar la culpabilidad de los siete imputados.

“Ella logra establecer algunas situaciones de importancia de modo, tiempo y lugar en que ocurrieron los hechos y también en la descripción que hizo de los tocamientos y de los bienes que le fueron robados”, relató.

Ramírez explicó que este testimonio debe ser integrado a otros, con lo cual se prueba la presencia de los imputados el día del crimen en playa Moín.

El debate fue suspendido este lunes debido a la muerte de un familiar de un abogado defensor y se retomará este jueves.

Etiquetado como: