Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 11 diciembre, 2013
Nancy Hernández (izquierda) y Luis Fernando Salazar (derecha) participaron por primera vez en votaciones de la Sala IV. | MAYELA LÓPEZ.
Nancy Hernández (izquierda) y Luis Fernando Salazar (derecha) participaron por primera vez en votaciones de la Sala IV. | MAYELA LÓPEZ.

La puerta café de la Sala Constitucional, en el octavo piso del edificio la Corte Suprema de Justicia, se abrió ayer a las 2:30 p. m. para recibir a dos nuevos magistrados.

Nancy Hernández López y Luis Fernando Salazar Alvarado comenzaron el trabajo de conocer recursos de amparo, hábeas corpus y acciones de inconstitucionalidad.

Ellos se estrenaron en sus cargos el lunes, pero ese día solo cumplieron funciones administrativas como parte de la Corte Plena.

Ambos fueron nombrados la semana pasada por la Asamblea Legislativa en sustitución de Luis Paulino Mora (fallecido) y de Ana Virginia Calzada (jubilada).

Visión. Poco antes de la sesión, Hernández resaltó que se enfocará en que la Sala IV sea un tribunal de derechos humanos. “Todo lo que es inactividad de la administración, como aceras, alcantarillas y ese tipo de cosas me parece que debe ser del (Tribunal) Contencioso; en eso sí va a haber una línea mía muy clara”, manifestó la jueza.

Por su parte, Salazar dijo que se dedicó a estudiar los asuntos que están presentados y que hará cumplir la Carta Magna.