Caso de fallida edificación de obra en la playa involucra al alcalde limonense

Por: Carlos Arguedas C. 14 diciembre, 2015
En el sector de la playa del tajamar, todavía se observan parte de las piedra que fueron tiradas ahí, luego de la contratación que firmaron la Municipalidad de Limón y la empresa Excavaciones Araya, en la cual figura como presidenta la esposa de Macho Coca. | ALONSO TENORIO
En el sector de la playa del tajamar, todavía se observan parte de las piedra que fueron tiradas ahí, luego de la contratación que firmaron la Municipalidad de Limón y la empresa Excavaciones Araya, en la cual figura como presidenta la esposa de Macho Coca. | ALONSO TENORIO

Limón. Desde el 23 de febrero del 2012, la Fiscalía investiga a la esposa de Gilbert Bell Fernández, mejor conocido como Macho Coca y preso por narcotráfico, por una presunta infracción al Código de Minería.

La pesquisa contra Andria Araya Bougle se tramita en el expediente 12-000291-0063-PE y en ella también figura Bell como imputado, así como el alcalde de Limón, Néstor Mattis Williams, y otro hombre de apellido Palacio, confirmó la oficina de prensa de la Fiscalía General.

Este caso, en el que además se indaga la posible comisión de los delitos de contratación irregular, peculado y malversación de fondo, se encuentra en la etapa preparatoria; es decir, de recolección y análisis de las pruebas.

El abogado Juan José Picado Herrera, quien representa a Araya y a Bell en este proceso, manifestó el viernes que se trata de un asunto viejo y no precisaba detalles ni en qué etapa está el caso.

Sin embargo, la Fiscalía indicó que Araya, Bell y Mattis fueron indagados en el 2014 y se encuentran sujetos al proceso sin medidas cautelares.

Asimismo, comunicó que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) entregó un informe el 21 de julio pasado, el cual está en proceso de análisis.

Obra inconclusa. Esta investigación nació luego de que el Ministerio Público recibió un dato sobre extracción ilegal de piedra de un tajo en Río Blanco de Limón.

Se determinó que el origen fue la contratación CD-000154-01PM, suscrita de forma directa en diciembre del 2011, entre la Municipalidad de Limón y la empresa Excavaciones Araya, presidida por Andria Araya, en tanto que Bell Fernández es el tesorero.

Según la orden de compra número 0056355, por ¢5 millones, emitida el 21 de diciembre del 2011 por la Municipalidad de Limón y firmada por Mattis, por el proveedor municipal Apolonio Palacio y el tesorero Claudette Grant, la compañía privada debía entregar 200 metros cúbicos de piedra bola de 10 a 12 pulgadas, así como de 200 m³ de piedra grande.

Sobre esto, Mattis dijo en noviembre pasado a La Nación –y en un mensaje que publicó en Facebook el 10 de febrero del 2012– que esa contratación tiene que ver con el desarrollo del proyecto Plaza Cacao, que forma parte del plan gubernamental Limón Ciudad-Puerto. .

Esa iniciativa pretendía levantar en el sector del tajamar en Limón (detrás del edificio de los Tribunales de Justicia) una plaza para actividades culturales, e incluía un bulevar de más de 90 metros de largo a un lado del mar.

El plan fue frenado luego de que maquinaria de Excavaciones Araya lanzó en la playa del tajamar gran cantidad de piedras.

El caso llegó a la Fiscalía pues la piedra, presuntamente, fue extraída de un tajo que no tenía permisos del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), tampoco de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena).

Por otro lado, al parecer la compañía también carecía de los planos de la obra que se pretendía construir ni permisos del Ministerio de Salud. La Municipalidad limonense no le giró dinero a Excavaciones Araya.

El 6 de agosto de 2013, el OIJ y la Fiscalía allanaron la casa de Araya y Bell, en Moín, así como la Municipalidad, para buscar indicios relativos a la investigación.