Víctima se atrevió a presentar denuncia después de cumplir la mayoría de edad

Por: Hulda Miranda P. y Óscar Rodríguez 5 junio, 2015
El juicio donde se condenó a Ricardo Durán Solera se realizó los días 21 y 22 de mayo en el Tribunal Penal de Pavas. | EYLEEN VARGAS / ARCHIVO.
El juicio donde se condenó a Ricardo Durán Solera se realizó los días 21 y 22 de mayo en el Tribunal Penal de Pavas. | EYLEEN VARGAS / ARCHIVO.

Un hombre tocó en las partes íntimas a su hijastra cuando ella tenía solo cinco años, y la violó siete años después.

Por esos hechos, el 22 de mayo, el Tribunal Penal de Pavas, San José, le dictó una condena de 16 años de cárcel.

El sentenciado es Ricardo Durán Solera, de 44 años, a quien también se le impusieron seis meses de prisión preventiva mientras queda en firme la condena.

La Fiscalía de Hatillo informó de que se le acusó de un delito de abuso sexual a menor y otro de violación.

Además, detalló que la afectada se atrevió a denunciar lo sucedido hasta en febrero del 2011, cuando tenía 21 años.

Ataques. Según el Ministerio Público, las agresiones ocurrieron entre 1995 y el 2002, en la casa de la víctima, en Sagrada Familia, Hatillo, San José.

El primero de los hechos se dio cuando la afectada tenía cinco años y el padrastro la tocó. Años después, cuando la menor cumplió 12 años, el hombre ingresó al cuarto de la víctima y la violó.

De acuerdo con las autoridades, el agresor aprovechaba que la madre trabajaba fuera de la casa para cometer los ataques.

La entidad informó de que la denuncia se interpuso en noviembre del 2011 y, nueve meses después, se ordenó el juicio.

Alerta. Los recientes casos de agresiones sexuales a menores mantienen preocupadas a las autoridades. El 12 de mayo, en Upala, Alajuela, un padrastro fue detenido como sospechoso de tocar a dos hijastras, de 8 y 11 años, así como a una cuñada de 16.

El 8 de mayo, un papá fue condenado en Pérez Zeledón por violar a su hija desde los 7 años y dejarla embarazada a los 15.

Etiquetado como: