Además, decomisaron una computadora portátil, los exámenes y una tableta.

Por: Daniela Cerdas E. 11 noviembre, 2014
Entre los colegios allanados por el OIJ y la Fiscalía está el Liceo Experimental Bilingüe de Siquirres. Al parecer, los estudiantes pagaron entre ¢10.000 y ¢35.000 por tener la solución a las pruebas. | ALEJANDRO NERDRICK
Entre los colegios allanados por el OIJ y la Fiscalía está el Liceo Experimental Bilingüe de Siquirres. Al parecer, los estudiantes pagaron entre ¢10.000 y ¢35.000 por tener la solución a las pruebas. | ALEJANDRO NERDRICK

La Fiscalía decomisó 105 celulares pertenecientes a estudiantes de los cinco colegios allanados este lunes en el operativo por la supuesta venta de respuestas de exámenes de bachillerato. Además, decomisaron una computadora portátil, los exámenes y una tableta.

La autoridades llevaron a cabo el operativo luego de que una madre denunciara que, al parecer, un director de colegio, de apellido Acevedo y quien también funge como profesor de inglés, envió las respuestas de dos exámenes de bachillerato a varios alumnos a través de mensajes en WhatsApp para que ellos las vendieran a otros compañeros en cinco centros educativos limonenses.

Ayer, la Fiscalía de Limón detuvo a Acevedo, quien dirige la secundaria privada Gilander, ubicada en Batán de Limón. También se apresó a un delegado del Ministerio de Educación Pública (MEP), de apellido Zapata, quien era el encargado de trasladar los paquetes con los exámenes desde la Fuerza Pública hasta el centro educativo.

En una audiencia que se inició a las 8:30 a.m. de este martes, la Fiscalía solicitó medidas cautelares contra los dos hombres. Entre las medidas están el impedimento de salida del país, la suspensión del cargo, el impedimento de acercarse a los centros educativos públicos o instalaciones del MEP y no perturbar, amenazar o intimidar a testigos, estudiantes o personal docente, de forma directa o interpósita persona, por un plazo de seis meses.

A los sospechosos se les atribuye el delito de concusión (se impondrá prisión de dos a ocho años al funcionario público que, abusando de su calidad o de sus funciones, obligare o indujere a alguien a dar o prometer indebidamente, para sí o para un tercero, un bien o un beneficio patrimonial).

Al parecer, Zapata trasladó las pruebas de bachillerato en horas más tempranas de lo usual, desde la Fuerza Pública (donde eran custodiadas) hasta el colegio Gilander. Ahí, presuntamente, Acevedo preparó las respuestas y las envió por la plataforma de mensajes de texto whatsApp a un contacto de cada colegio, detalló la Fiscalía. En apariencia, en cada centro de estudio los alumnos que recibían las respuestas de las pruebas vendían la información a otros de sus compañeros por montos entre ¢10.000 y ¢35.000.

Los allanamientos se realizaron en los colegios Bilingüe Experimental de Siquirres, Gilander de Batán, Venecia, Matina y Cuba Creek, ubicados en Matina.