Situaciones inhibitorias obligan a llamar a suplentes

 13 diciembre, 2013

La presidenta de la Corte Suprema de Justicia, Zarela Villanueva, envió una carta al presidente de la Asamblea Legislativa, Luis Fernando Mendoza, donde pide que no se postergue el nombramiento de los magistrados y magistradas suplentes de la Sala IV, como lo trascendió el jueves.

Según Villanueva, ese Tribunal está expuesto a inhibitorias y a otro tipo de situaciones que ameritan el llamado de suplentes.

La Sala Constitucional recibe hasta 20.000 asuntos por año. En la foto los magistrados de ese tribunal durante una audiencia celebrada el pasado 17 de octubre. | MAYELA LÓPEZ.
La Sala Constitucional recibe hasta 20.000 asuntos por año. En la foto los magistrados de ese tribunal durante una audiencia celebrada el pasado 17 de octubre. | MAYELA LÓPEZ.

La decisión de posponer para después del 3 de febrero, fecha en que regresan los diputados del receso, "podría tener como consecuencia la paralización del funcionamiento de esa Sala, que permanece en labores durante todo el año, como garante de los derechos fundamentales", dijo la jerarca de la Corte en un comunicado de prensa.

Recientemente la Asamblea nombró a los magistrados propietarios Nancy Hernández y Luis Fernando Salazar, en sustitución de la plaza del fallecido Luis Paulino Mora y de Ana Virginia Calzada, quién se pensionó en junio.

En algunos temas que conoce la Sala IV podría ser que algún magistrado optara, debido a la cercanía con la temática u otra causa, inhibirse de su conocimiento. Es ahí cuando se requiere de algún magistrado suplente, en aras de no retrasar o paralizar la discusión de algún tema.

También podría surgir la enfermedad o incapacidad de algún integrante de la Sala y no habría sustitutos.