Por: Carlos Láscarez S. 18 septiembre, 2014
El 28 de abril del 2010, agentes del OIJ arrestaron en Tierra Dominicana, en San José, a dos personas sospechosas de proxenetismo. | MEYLIN AGUILERA
El 28 de abril del 2010, agentes del OIJ arrestaron en Tierra Dominicana, en San José, a dos personas sospechosas de proxenetismo. | MEYLIN AGUILERA

Seis personas, entre ellas tres hermanos, fueron detenidas por agentes de la sección de Delitos contra la Integridad Física, Trata y Tráfico de Personas del OIJ, como sospechosas del delito de proxenetismo.

La detención de los hermanos de apellido Araya, de 32, 36 y 37 años ocurrió ayer dentro de tres pensiones que funcionaban en el centro de San José, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

El delito de proxenetismo ocurre cuando una persona obtiene ganancias con la prostitución de otra. Se sanciona con una pena de entre dos y cinco años de prisión, según lo que establece el Código Penal.

Durante el operativo también se contó con el apoyo de oficiales de la Policía Municipal de San José, quienes allanaron los locales situados en avenidas 3 y 5, calle 6.

Los otros tres detenidos responden a los apellidos Madrigal, Gómez (mujer) y Portuguez, de 38, 42 y 45 años, los cuales fueron remitidos hasta la Fiscalía de San José.

La Policía Judicial informó de que dos de los apresados son los dueños de los lugares. En el caso de dos de los hermanos, estos mantienen una sociedad, en la cual aparecen como presidente y tesorero.

Dicha sociedad anónima fue inscrita con la finalidad de dedicarse al comercio, industria, ganadería y agricultura.

El OIJ comprobó que en los sitios las mujeres se prostituían a cambio de dinero con clientes de todas las edades y a cualquier hora.

En total, en los tres locales se localizaron 70 mujeres, entre las que destacaban dominicanas, nicaragüenses, costarricenses y una menor de 17 años, quien quedó bajo custodia del Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

No trascendió el monto que las mujeres cobraban ni el porcentaje que se dejaban los propietarios.

Durante la acción policial se clausuró uno de los locales y se decomisó un arma.

Etiquetado como: