Fiscalía le atribuye además seis cargos por producir y difundir material pornográfico

Por: Katherine Chaves R. 10 mayo, 2014
Nancy Marín (izquierda), Janeth Mena y José María Arguedas son los jueces encargados de este caso. El lunes, está previsto continuar el juicio en el Tribunal Penal de Pococí con testigos propuestos por la Fiscalía. Foto: Jonathan Jiménez
Nancy Marín (izquierda), Janeth Mena y José María Arguedas son los jueces encargados de este caso. El lunes, está previsto continuar el juicio en el Tribunal Penal de Pococí con testigos propuestos por la Fiscalía. Foto: Jonathan Jiménez

Guápiles. El exjuez penal de Limón Sixto Solera Chaves enfrenta desde ayer un juicio como presunto responsable de cinco abusos cometidos contra una niña que, al momento de los hechos en el 2004, tenía tres años de edad.

Durante el debate en el Tribunal Penal de Pococí, la Fiscalía Adjunta de Guápiles leyó la acusación ante los jueces José María Arguedas, Nancy Marín y Janeth Mena.

Aparte de los delitos señalados, el fiscal Luis Alejandro Jigalbra indicó que el acusado cometió tres delitos de producción de pornografía y, en otras tres ocasiones, el de difusión de material pornográfico.

Además, señaló que Solera incurrió en el delito de corrupción agravada en perjuicio de la menor.

Acusación. Según el Ministerio Público, los abusos comenzaron en el 2004, cuando la niña vivía, junto a su madre y hermana mayor, en la casa del ahora exjuez.

La acusación asegura que Solera aprovechaba los momentos en los que se quedaba a solas con la afectada para cometer los delitos.

Ya para el 2009, según expuso Jigalbra, Solera le mostró “películas de alto contenido sexual” a la menor. A mediados del año siguiente, “con el fin de producir material pornográfico, le quitó la ropa y la empezó a fotografiar desnuda”.

De acuerdo a la imputación, ese mismo año Solera habría intentado obligar a la niña a practicarle sexo oral, pero no lo logró porque ella opuso resistencia.

El 22 de diciembre del 2010, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanó las oficinas de Solera en los tribunales de Limón, donde los agentes encontraron material de pornografía infantil en tarjetas de memoria, discos compactos y archivos en computadoras.

El Tribunal de Inspección Judicial despidió a Solera en agosto del 2012, luego de resolver una causa disciplinaria por incorrecciones en su vida privada y afectación a la imagen del Poder Judicial, tras ser denunciado por estos supuestos abusos sexuales.

Versiones. Tras terminar la audiencia de ayer, Víctor Loría, abogado del exjuez Solera, aseguró a La Nación que la acusación está mal formulada porque “los hechos que menciona son repetitivos”.

“Ni siquiera dan horas exactas, fechas exactas (...) Es como que (la Fiscalía) está inventando las circunstancias”, aseveró el defensor, quien adelantó que varios jueces testificarán a favor de Solera.

Por su parte, la madre de la ofendida, a quien se le reservó la identidad, comentó que el inicio del juicio le da serenidad.

“Ha sido un proceso muy difícil. Aunque ahora me siento más tranquila, siempre hay algo que me intenta quitar la paz (...). Como cualquier otra persona, él (Solera) tiene que hacerse cargo de los actos que cometió, eso es lo que pido”, expresó la mujer.

Está previsto que este lunes se reanude el juicio con declaraciones de los testigos de la Fiscalía.