Una estructura se derrumbó en Orotina e hirió a dos hombres que la reparaban

 8 abril, 2015
Tejas y palos cayeron sobre dos hombres a raíz de las ráfagas de viento de este miércoles en Orotina.
Tejas y palos cayeron sobre dos hombres a raíz de las ráfagas de viento de este miércoles en Orotina.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó que el sistema de alta presión que provoca vientos alisios fuertes en el país sigue al este del golfo de México y el Océano Atlántico, por lo que mantiene su influencia sobre centroamérica y el mar Caribe.

Durante la tarde de este miércoles las ráfagas máximas oscilaron entre 45 y 70 kilómetros por hora. Se espera que el patrón ventoso persista esta noche con ráfagas entre 50 y 70 km/h y se extienda durante este jueves y viernes, disminuyendo luego de forma paulatina.

El IMN indicó que hoy hubo lluvias débiles y aisladas en el Caribe. Se estima que durante esta noche persista la nubosidad y la lluvia en Limón, así como en las montañas al norte y este de la Gran Área Metropolitana (GAM).

Con la dirección actual de los vientos, de suceder alguna erupción en el volcán Turrialba la ceniza viajaría hacia el suroeste del coloso y podría alcanzar el Valle Central y el Pacífico central.

Rancho colapsó en Orotina por ráfagas. Dos hombres que reparaban un rancho, estuvieron a punto de morir aplastados cuando la vieja estructura de tejas cayó sobre ellos.

El accidente ocurrió a las 10:30 a. m. en Santa Rita de Orotina, 100 metros al oeste y 100 al sur de la plaza de deportes.

La Fuerza Pública identificó a los afectados como Fidel Ramírez Acosta y Miguel Hernández Hernández.

Los hombres, conocidos por los sobrenombres de Gallo y Pelón, tenían casi una hora de arreglar el rancho de la quinta que Hernández cuida desde hace unos cinco años. Los propietarios del inmueble son de San José y usaban el lugar para vacacionar.

Gallo, de 51 años, pidió a su amigo y vecino la colaboración para reforzar algunas partes del rancho que estaban afectadas por los recientes temblores y a las fuertes ráfagas de viento de los últimos días.

El rancho colapsó y cayó sobre los dos hombres que -auxiliados primeramente por vecinos que escucharon el estruendo- debieron ser trasladados primeramente a la clínica de Orotina y posteriormente al Hospital Monseñor Sanabria, Puntarenas.