Científicos advierten que persiste una baja actividad sísmica dentro de la estructura volcánica lo cual podría hacer prever una nueva erupción en cualquier momento

Por: Carlos Arguedas C. 24 mayo, 2016
El volcán mantiene hoy martes el lanzamiento de gases y vapor de agua.
El volcán mantiene hoy martes el lanzamiento de gases y vapor de agua.

El volcán Turrialba detuvo este lunes a las 9:45 p.m., de forma temporal, las emanaciones constantes de ceniza las cuales mantuvo de forma ininterrumpida desde el viernes anterior.

La Red Sismológica Nacional (RSN) informó de que se mantiene una discreta actividad sísmica asociada a la circulación de fluidos y la ruptura frágil de roca dentro de la estructura volcánica. Lo anterior significa que en cualquier momento podría otra vez retomar la actividad eruptiva.

Por su parte, el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) comunicó que, a las 9:30 a. m. de hoy, el volcán mantenía una pluma conformada por gases y vapor de agua, que en ocasiones llega a los 1.000 metros de altura.

Precisamente, esa entidad indicó el lunes que la ceniza del Turrialba había caído en varios lugares de Guápiles, en el cantón de Pococí, Limón.

El Turrialba mantuvo desde el viernes a las 7:29 a.m. una continua salida abundante de ceniza. En total, fueron 86 horas de emanaciones. Según la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), los lugares que recibieron la mayor cantidad de ceniza fueron los poblados de la Silvia y la Picada, en Santa Cruz de Turrialba; San Gerardo de Irazú, en Oreamuno, y Cascajal, en el cantón de Coronado.

De momento, las restricciones de ingreso se mantienen. Está prohibido ingresar a un radio de dos kilómetros alrededor del cráter y en el perímetro de cinco kilómetros solamente se permite el acceso de personas que laboren en parcelas y personal debidamente autorizado.

Esta medida se adopta porque el volcán ha estado lanzando piedras con un diámetro de un metro a cerca de 500 metros alrededor del cráter.

Etiquetado como: