Comisión Nacional de Emergencias dice que está dentro de lo previsto y descarta peligro

Por: Hugo Solano 1 septiembre, 2014
A las 5:20 p. m. en La Virgen de Sarapiquí se notaba el incremento en el cauce del río y el agua bajaba cargada de barro.
A las 5:20 p. m. en La Virgen de Sarapiquí se notaba el incremento en el cauce del río y el agua bajaba cargada de barro.

La Comisión Nacional de Emergencias (CNE) confirmó que esta tarde, 11 días después de que un terraplén con 5.000 metros cúbicos de material cayera sobre el cauce del río Sarapiquí a su paso por Ujarrás de Alajuela, el agua superó la corona formada por el terraplén y comenzó a fluir en mayor proporción. Sin embargo, descartó cualquier peligro.

Según el geólogo de la CNE, Julio Madrigal, era de esperarse que en algún momento el agua superara la altura del terraplén.

Los informes del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y los puestos de radiocomunicación en la zona revelan que este lunes el agua arrastra el barro que va erosionando de la parte superior del montículo. Pero, por ser una zona de características planas, no se generaría peligro alguno.

Se espera que el flujo de material continúe bajando, por lo que se insiste para evitar actividades recreativas de pesca, rápidos y otros a lo largo de la cuenca hasta que todo regrese a la normalidad.

El 21 de agosto comenzó la alerta, luego de que cayeron más de 5.000 metros cúbicos de material al río. Luego de varios sobrevuelos, la CNE constató que no había peligro debido a lo plano del terreno, las pocas lluvias en la zona y el hecho de que la población más cercana (La Virgen de Sarapiquí) está a más de 20 kilómetros del sitio.

La CNE no prevé situaciones de riesgo, pero mantiene la zona con vigilancia permanente e insiste en no realizar actividades de pesca y rafting aguas abajo.
La CNE no prevé situaciones de riesgo, pero mantiene la zona con vigilancia permanente e insiste en no realizar actividades de pesca y rafting aguas abajo.

Los comités de vigilancia siguen alerta y la CNE también realizará sobrevuelos para evaluar el desarrollo de la erosión.

Gabriela Chinchilla, del Instituto Meteorológico Nacional, informó a las 6:30 p. m. que este lunes las precipitaciones en el norte del país han sido muy escasas y para este martes tampoco se esperan lluvias fuertes, lo que favorece la situación al no aportar más caudal a la zona.

Añadió que únicamente se registraron lluvias aisladas en la mañana y chubascos en la tarde con aportes de 5 milímetros en las últimas 6 horas, lo cual es poco significativo. "No fue por lluvias que se alcanzó el nivel superior", afirmó.

El geólogo de la CNE dijo el día del deslizamiento que, dependiendo de la densidad, el lodo podría disminuir la cantidad de oxígeno en el agua y afectar los peces del río, situación que se evaluará en los próximos días.