Por: Carlos Láscarez S. 6 diciembre, 2015
Agentes del OIJ revisaron la casa del adulto muerto. | REINER MONTERO
Agentes del OIJ revisaron la casa del adulto muerto. | REINER MONTERO

Un técnico en computación fue asesinado ayer sábado, luego de que un pistolero tocó la puerta de su casa y le disparó dos veces, confirmó la Poli cía Judicial.

El crimen se registró a las 7:20 a. m. en el barrio Gerifales de Guácimo, situado 200 metros al oeste del cementerio local.

El fallecido fue identificado como Rodrigo Monge Vindas, de 60 años, quien permanecía con otros familiares en la casa.

Monge, quien se dedicaba a la reparación de equipos de cómputo tanto en su residencia como a domicilio, fue impactado en la cabeza y el pecho. Los balazos fueron percutidos desde muy corta distancia. El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indicó que los sospechosos llegaron en una motocicleta y que el gatillero que iba de acompañante fue el autor de los disparos.

Al lugar se presentó la socorrista Laura Mora, de la Cruz Roja de Guácimo. Ella determinó que el paciente ya no tenía signos vitales, por lo que lo declaró fallecido en el lugar. “Presentaba dos heridas de arma de fuego a nivel frontal y ya no tenía signos”, precisó Mora.

La víctima quedó en medio del corredor de la vivienda, la cual se sitúa en una pequeña loma. La Policía Judicial confirmó que el hombre carecía de antecedentes penales.

El levantamiento lo efectuaron agentes judiciales de Guápiles, tras la autorización del juez Ricardo Valverde.