Policía Judicial informó de que la víctima presentaba 11 orificios de bala

Por: Carlos Arguedas C. 22 septiembre, 2015

Un taxista asesinado de 11 balazos, este lunes en la mañana, había salido de prisión hace 21 días, luego de descontar una pena de seis años, por el delito de robo agravado.

El homicidio se produjo cuando la víctima realizaba un servicio desde San José hacia Ipís de Goicoechea.

Nelson Barquero Pérez, jefe policial en Goicoechea, dijo que incidente entró al Sistema de Emergencias 9-1-1 como una balacera en la entrada a barrio Nazareno, a 50 metros al oeste de la Escuela Roberto Cantillano.

Agregó que al llegar la primera unidad, encontró el taxi placa TSJ-6334 estacionado al lado derecho de la calle y el conductor presentaba múltiples impactos de bala.

“La Cruz Roja lo declara fallecido. Procedemos a cercar el lugar y ha colaborar con la investigación, pero las versiones son muy escuetas”, precisó.

fgdfgz dg gzdfgfhgh gffhgfh ghgfghgfhggdfg | CREDITO FOTOGRAFO
fgdfgz dg gzdfgfhgh gffhgfh ghgfghgfhggdfg | CREDITO FOTOGRAFO

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) informó de que la víctima fue identificada como Andrés Ulises Mora Obando, de 27 años. El cuerpo presentaba 11 orificios de bala.

Inicialmente se presume que la persona quien disparó, lo hizo desde el asiento del acompañante, pues en el caño, a un lado de la puerta del taxi, quedaron al menos seis casquillos. Asimismo, en la puerta del conductor se observaban, al menos, dos orificios de salida de balazos.

Barquero agregó que los vecinos escucharon la balacera, pero nadie mencionó para dónde huyó el homicida, si lo hizo en moto o vehículo.

Al sitio del crimen se hicieron presentes los dueños del taxi, quienes dijeron a la Policía que el conductor del taxi tenía muy pocos días de contratado.

El OIJ dijo que Mora es vecino de Cartago y registra que se le investigó por robo agravado, daños y homicidio.

El Ministerio de Justicia comunicó que Andrés Mora estuvo recluido en el Centro de Atención San Rafael, en Alajuela. Salió en libertad condicional de acuerdo a una resolución del Juzgado de Ejecución de la Pena de Alajuela, el 31 de agosto.

El OIJ informó de que el taxista tenía todas sus pertenencias, razón por la cual descartaron el robo como móvil del asesinato.