11 enero, 2015

El cadáver tenía varias heridas de arma blanca. | ALEXÁNDER PÉREZ.
El cadáver tenía varias heridas de arma blanca. | ALEXÁNDER PÉREZ.

Un hombre que se dedicaba a recolectar chatarra apareció muerto en la mañana de este sábado. El cadáver presenta varias puñaladas en el tórax y el cuello.

Las autoridades recibieron la alerta del hallazgo cerca de las 5 a. m. en la playa de Cocal, en Quepos (Puntarenas).

La víctima fue identificada por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como Esteban Araya Mora, de 35 años.

El cuerpo fue encontrado por un hombre que pasaba por el lugar y que observó a un hombre tendido en la arena. Al acercarse, se percató de que este se encontraba sin vida y alertó a las autoridades.

Carlos Martínez, jefe de la Fuerza Pública de Quepos, explicó que, cuando agentes llegaron, encontraron el cadáver de Araya con la boca llena de arena y con varias heridas de arma blanca, la más grande de ellas en el cuello.

Vecinos de la zona reportaron haber visto a la víctima caminando sola por la playa durante la madrugada del sábado.

Las autoridades reportan que no encontraron testigos del hecho.