Policía presentaría proyecto para crear unidad especializada en primeros meses

Por: Katherine Chaves R. 30 diciembre, 2015
Dos sujetos asesinaron de diez balazos a un hombre, de 35 años, el pasado 10 de diciembre en Tres Ríos, Cartago. | MAYELA LÓPEZ
Dos sujetos asesinaron de diez balazos a un hombre, de 35 años, el pasado 10 de diciembre en Tres Ríos, Cartago. | MAYELA LÓPEZ

El panorama de violencia sin precedentes con el cual finaliza este año, hizo que el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) tome cartas en el asunto para evitar que la situación se repita en el 2016.

Este martes, la Policía Judicial anunció que ,a partir de enero, reorganizará a sus agentes para reforzar, principalmente, a la Sección de Homicidios, la cual actualmente cuenta con 30 funcionarios.

El anuncio lo hicieron al mismo tiempo que dieron a conocer que el 2015 ya alcanzó la tasa récord de 11,4 homicidios por cada 100.000 habitantes registrada en el 2009.

La Organización Mundial de la Salud califica como epidemia una tasa de más de 10 crímenes por 100.000 habitantes.

Días antes, el OIJ ya había confirmado que el país superó la cifra récord, en números absolutos, de homicidios. De enero al 29 de diciembre, se registraron 553, mientras que en el 2010, cuando se había dado la mayor cantidad, fueron 527 casos (una tasa de 11,2).

La estadística aumentó este martes, luego de que un sujeto fuera asesinado de ocho balazos en Los Sitios de Moravia, San José.

Ante esto, Wálter Espinoza, director del OIJ, detalló que en estos días revisaron la planilla para analizar cuántas y cuáles personas trasladarían a ese departamento. De momento, no hay una cifra.

“Los asesinatos aumentaron sobre todo en San José; así que debemos poner más gente para que la resolución de estos casos sea más pronta y cumplida. Confiamos que al implementar esta medida, tengamos mejores resultados.

infografia
”Hemos conversado con jefes de secciones para saber qué necesitamos para mover o reorganizar a la gente. Hablamos hasta de temas de logística básica, como cuáles escritorios y computadoras usarían los funcionarios”, detalló.

El director adelantó que probablemente los agentes que apoyarán vendrán del Departamento de Investigaciones Criminales y de la Oficina de Planes y Operaciones (OPO). “Está la posibilidad de solicitar a alguien de alguna delegación regional, pero aún no lo tenemos completamente definido”, dijo.

Espinoza aclaró que esta medida será temporal, mientras crean una unidad que luchará contra el crimen organizado.

“Podrían ser unos seis meses”, señaló.

A mediano plazo. Sobre la creación de la unidad, Espinoza comentó que el proyecto está “bastante avanzado” y prevé que se pueda presentar a la Comisión de Enlace (entre la Corte Plena y el OIJ) en el primer trimestre del año entrante.

El jerarca prefirió no referirse a cuánto dinero se necesitará para poder levantar este departamento. “Lo que tenemos que hacer es someterlo a estudio, crítica y análisis. La idea es presentarlo a la comisión para que lo valoren y nos permitan presentarlo a la Corte”, mencionó.

Después de ello, dijo, la creación de la unidad estará en manos de los magistrados, por lo que solo mencionó que podría entrar en funcionamiento a mediano plazo, sin detallar mes.

“Ellos deben hacer el estudio, valorar si hay presupuesto y ahí darnos el resultado. Aunque, también sabemos que hay que buscar ayuda externa y vamos a hacerlo”, aseguró.

Confianza. En la misma conferencia de prensa en la que brindó esos detalles, la Policía Judicial divulgó las conclusiones de una encuesta nacional realizada por la OIPO a 980 personas, sobre el desempeño de esa institución.

Los resultados determinaron que pese a que los homicidios van en aumento, un 50% de los costarricenses considera que las condiciones de seguridad se mantienen similares al año anterior, mientras que un 23% siente que la situación ha empeorado.

Asimismo, reveló que el 65% de las personas califica como muy buena y buena la labor de ese cuerpo policial. Otro 29% la ve como regular y el 6% como mala y muy mala.

El OIJ detalló que un 52% de los pobladores, que fueron víctimas de algún delito, no interpusieron la denuncia por falta de tiempo.

Mientras que un 14% prefirió callar porque consideraron que la Policía no los ayudaría.

“Esto significa que pese a que ha sido un año difícil, la gente sigue confiando en nosotros”, concluyó Espinoza.