Por: Carlos Láscarez S. 29 mayo, 2015

La noche del jueves les dejó a los agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) dos nuevos casos de homicidio en la capital. Las víctimas fueron un joven de 19 años y un adulto de 66 años.

El primer caso ocurrió en barrio Bribrí en Pavas, donde mataron de al menos dos escopetazos al nicaragüense Minor Stewart Barquero Artiaga, de 19 años, quien no tenía antecedentes.

Barquero era vecino del barrio Libertad 2, Pavas. | CARLOS LÁSCAREZ
Barquero era vecino del barrio Libertad 2, Pavas. | CARLOS LÁSCAREZ

Según Roberto Mora, jefe de la Fuerza Pública de esa zona, fueron alertados del ataque a las 6:40 p. m. Cuando fueron al sitio, confirmaron que había un joven herido en la vía pública.

“Un muchacho llegó hasta la delegación policial corriendo y dijo que un sujeto les había disparado con una escopeta a él y a un amigo. Se coordinó con la Cruz Roja, pero confirmaron que (el joven) estaba fallecido”, dijo Mora.

Agregó que el muchacho sobreviviente les indicó que venían de una iglesia evangélica cuando fueron sorprendidos por un hombre, que le disparó directamente a Barquero y luego escapó a pie por las alamedas. La Policía no había localizado la escopeta supuestamente utilizada.

Apuñalado. Dos horas después, pero en calle Ochotal de Ciudad Colón, hallaron asesinado, al parecer con arma blanca, a Heriberto Matamoros Saborío, de 66 años. Él estaba tendido en el suelo, al lado de su cama. Vivía solo.

Trascendió que la Fuerza Pública ubicó un cuchillo al lado del cuerpo y será analizado para verificar si fue el arma homicida.

Se presume que los atacantes entraron por una ventana situada en la parte trasera de la vivienda. Por ahora se desconoce si se robaron algo del lugar.