Homicidas huyeron en el vehículo y aún ayer se desconocía qué rumbo tomaron

 30 julio, 2014

Un hombre de 28 años que se dedicaba a labores agrícolas murió asesinado a balazos en plena vía pública por dos sujetos que se trasladaban en motocicleta en Cristo Rey de Puerto Viejo de Sarapiquí.

Las autoridades indicaron que el fallecido era de apellido Ortiz, vecino del poblado de Llano Grande, en el distrito de la Virgen.

El homicidio fue reportado a las 11:00 p. m. de este lunes.

Según manifestó un familiar de la víctima, el hombre estaba visitando a unos amigos. Cuando decidió regresar a su casa, salió a la calle principal acompañado por un conocido para buscar un taxi.

Las autoridades judiciales llegaron al lugar del crimen, en Sarapiquí, para proceder al levantamiento del cuerpo de Ortiz. | REINER MONTERO.
Las autoridades judiciales llegaron al lugar del crimen, en Sarapiquí, para proceder al levantamiento del cuerpo de Ortiz. | REINER MONTERO.

De acuerdo con los datos recabados por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), mientras caminaban por la vía se les acercaron dos sujetos en una motocicleta; uno de ellos le disparó a Ortiz en varias ocasiones y luego escaparon en el vehículo.

El testigo, de quien no se informó el nombre, al parecer no pudo identificar al atacante pues este cubría su cabeza totalmente con el casco. Los sospechosos además vestían ropa de color oscuro.

Balacera. Las autoridades judiciales detallaron que el cuerpo de Ortiz presentaba al menos siete impactos de bala, sobre todo en su abdomen. Sin embargo, será la autopsia la que determinará la cantidad de heridas y la causa de muerte.

En el sitio del ataque los oficiales del OIJ recolectaron varios casquillos de un arma 9 milímetros.

Varios vecinos reconocieron que escucharon disparos y luego el sonido de una motocicleta cuando huía del lugar.

Aunque la Cruz Roja llegó rápidamente al sitio donde yacía Ortiz, el peón ya había fallecido.

El acompañante del hombre resultó ileso del incidente.

Antecedentes. Las autoridades del OIJ afirmaron que el fallecido fue investigado en dos ocasiones, pero no detallaron por cuáles delitos.

Ortiz, quien cumplía funciones agrícolas en una finca de piña de la zona, era padre de una pareja de niños de 4 y 8 años.

Los agentes judiciales de Sarapiquí siguen investigando las circunstancias del violento homicidio, sin que hasta el momento conozcan un posible móvil.

Etiquetado como: